Después del brexit, quizá una de las noticias provenientes de Reino Unido más comentadas en las últimas semanas sea la del embarazo de Meghan Markle. La noticia ha hecho pensar a Laura, seguidora de nuestro blog, quien quiere compartir con nosotros su reflexión.

“Hace unos meses, una amiga compartió en el grupo de What’s App que tenemos las compañeras de trabajo una noticia sobre Meghan Markle. No, nada que ver con si se lleva bien o mal con Kate Middleton, ni con que si la Casa Real británica paga o no su extenso vestuario, ni siquiera con los rumores acerca de su supuesto mal carácter con el personal de palacio. La noticia es que la esposa del príncipe Harry, a sus 37 años, será mamá tras nueve meses de ‘embarazo geriátrico’.

¿Embarazo geriátrico con 37 años? Supuse que eso de ‘embarazo geriátrico’ sería algún tipo de complicación que por alguna cuestión, no sé, hormonal o… ¡vete tú a saber!, sufría la duquesa de Sussex. Vamos, que sería un caso entre un millón. Así que ‘googleé’ el tema… ¡Y me sentí mayor! No sabéis cuál fue mi sorpresa al descubrir un embarazo geriátrico es el que pasa toda mujer que se queda en estado a partir de los 35 años. Sentí caer de golpe sobre mis espaldas el peso de mis 39 años…

Indagué un poco más sobre el tema. El término, por lo visto, está en desuso, pues en la actualidad, la maternidad suele llegar entrada la treintena, y algunas voces apuntan a que resulta un poco ‘insultante’. ¡Y un apunte! En España el término más empleado para denominar este tipo de embarazo es ‘primípara añosa’. ¡No sé qué suena peor!

Y vayamos a los orígenes del término… ‘Embarazo geriátrico’ fue acuñado hace bastantes años por los médicos, para designar a los embarazos a partir de los 35 años, edad desde la cual las mujeres ven disminuir su fertilidad, surgiendo durante la gestación mayores riesgos tanto para la madre como para el bebé.

Y seguí indagando… Las complicaciones más comunes que suelen darse en este tipo de embarazos figuran:

> En el caso de los bebés:

– El parto prematuro

– Peso bajo

– Retrasos en el crecimiento

– Anomalías cromosómicas tales como el Síndrome de Down

– Muerte fetal

> En el caso de las madres:

– Diabetes gestacional

– Alteraciones renales

– Hipertensión gestacional

– Preeclampsia

– Eclampsia

– Hemorragias e histerectomías en el útero durante el postparto

Riesgos, todos ellos, que hemos sufrido tanto yo como la mayoría de mujeres de mi entorno, pues la mayoría hemos dado a luz a partir de esa edad. ¡Y quien no la había cumplido, estaba cerca! Efectivamente, más de una ha pasado por la diabetes gestacional, así como por subidas de tensión. Pero, afortunadamente, todos los pequeños nacieron sin complicaciones graves aparentes.

Y es que -según continué investigando-, según el Instituto Nacional de Estadística, “la edad media a la que las ciudadanas españolas tienen su primer descendiente se ha ido retrasando desde los 25 años en 1975 hasta los 30 años de la actualidad”. De hecho, según algunos profesionales de la medicina privada, prácticamente el 90 por ciento de los embarazos que atienden se dan en mujeres de entre 35 y 40 años -cifras que, apuntan, pueden variar en caso de la sanidad pública-.

En fin… ¡interesante enseñanza la aportada por Meghan Markle!”

Desde Tu Vida On damos las gracias a Laura por compartir con todas nosotras su reflexión, así como por su ‘labor de investigación’ hablándonos de los riesgos de este tipo de embarazos. Desde Tu Vida On esperamos que a todas os hayan resultado de interés estas líneas. Y es que en Tu Vida On trabajamos por y para las mujeres, ofreciéndo contenidos que os puedan ser de utilidad e interés. En este sentido, también te invitamos a conocer el seguro Tu Vida, un seguro de vida concebido para nosotras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here