Encontrar un perro abandonado o perdido rompe el corazón a todo aquel que ame a los animales. Posiblemente esté confuso y con hambre y sed. Así que, si está en nuestras manos, tenemos la obligación de ayudarle para salir de esta mala experiencia.

¿Cómo puedo ayudar?

El acercamiento al perro debe hacerse paulatinamente, de lo contrario podemos aterrorizarle y hacer que huya. Recuerda que está desorientado tras perderse o al haber sido abandonado, por lo que posiblemente esté también asustado. De igual modo, no debemos hacer movimientos repentinos. Lo más recomendable es acercarnos poco a poco hablando con tono suave, jamás gritando. Para que no nos sienta como una amenaza, podemos agacharnos a su altura.

El uso de alimentos y de bebida servirá para que el perro entre en confianza. No hace falta que tiremos trozos de comida cerca de nosotros, sino que se lo podemos ir lanzando. Al ver que puede confiar, se irá acercando.

Cuando el animal ya esté cerca, debemos fijarnos en su actitud para saber si está tranquilo e intentar percibir si permitiría acariciarle. Observa si agacha la cabeza o mueve el rabo para conocer sus sensaciones. Si te permite tocarle, ponte a su altura, estira el brazo y pon la mano hacia arriba. No intentes acariciar su cabeza desde arriba y con la palma hacia abajo porque podría haber sido maltratado y tener malas experiencias. Se puede dar la posibilidad de que por miedo no permita que nos acerquemos o se muestre agresivo. Si es así, llama a protectoras para que ayuden.

Si se muestra afable y tiene collar, le sujetaremos a través del mismo ya sea con la mano, una correa o con una cuerda. Si no tiene collar, puedes improvisar uno. Ahora nos toca ver si tiene una chapa identificativa en la que se detalle el nombre del perro y el número de teléfono de su propietario. Si lo tiene, llamaremos rápidamente para dar la noticia de que hemos encontrado a su amigo peludo.

¿Y si no tiene identificación?

Por otro lado, si no tiene chapa la actuación será distinta. Una opción es acudir con el perro a la clínica veterinaria más cercana para saber si tiene microchip con el que localizar a sus dueños. Es totalmente gratuito y estaremos ayudando a que el animal vuelva a casa. Si no lo tiene, no significa que esté abandonado, sino que puede estar perdido. Por ello, podemos hacernos cargo temporalmente del can y lanzar una búsqueda del propietario a través de carteles y redes sociales. Si no fuera posible, nos pondremos en contacto con las protectoras de la zona para saber si alguien les ha comunicado que ha perdido a su perro. Además, conoceremos si se pueden hacer cargo de él.

Otra opción es llamar al Ayuntamiento, a la Policía local o a la Guardia Civil. Al igual que con las protectoras, las autoridades pueden haber recibido un aviso, en cuyo caso, sabrían de qué se trata y podrían gestionarlo. Asimismo, hay municipales que cuentan con lector de microchip, así que si acudes a uno de ellos, podrás saber en el momento si el animalito abandonado lo tiene instalado o no. Si no lo tuviera, avisarían al servicio de recogida para trasladarle a la perrera. ¿Y qué ocurrirá con el perro? Pues cada comunidad autónoma tiene su normativa. En algunas se sacrifica a aquellos animales que no han sido reclamados ni han encontrado un adoptante en un periodo de tiempo determinado. Y si no quieres que eso ocurra, lo mejor es que le lleves a una protectora. En las protectoras no se sacrifica, por este motivo, y aunque te tome un poco de tiempo, lo mejor es que intentes contactar con tantas como te sea posible, hasta dar con la que se pueda hacer cargo del animal. Además de estos centros, también hay casas de acogida. ¡Hay muchas opciones para salvar al can! Y, ¿quién sabe? Lo mismo decides adoptarle y que comience junto a ti una nueva vida.

No sabemos cuál ha sido la vida que ha tenido el perro hasta el momento, por eso el primer acercamiento será con cautela. Si ha sido abandonado, una denuncia le puede suponer al dueño desde la cárcel hasta una multa económica. Recuerda que el Código Penal castiga tan ruin acción. Ante todo, no gires la cabeza ni permitas que se quede en la calle.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo solicitar asistencia para tus padres
Siguiente artículoQuiero quedarme embarazada: 8 consejos para favorecer la concepción

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí