Es una práctica que guarda muchos mitos y no es para menos. En la búsqueda de nuevas experiencias, resalta por ser ideal para romper con la rutina y la monotonía. ¿Quieres conectar con tu pareja y conseguir una plenitud espiritual?

¿Qué es el sexo tántrico?

Es momento de olvidar la prioridad del rendimiento sexual. El sexo tántrico es un encuentro donde las energías fluyen y son utilizadas para fines espirituales. Es la práctica que se basa en una filosofía de vida oriental con más de 4.000 años de antigüedad denominada Tantra.

Es perfecto para incrementar la energía sexual y mejorar las experiencias en pareja. Practicarlo es conseguir el nivel máximo de éxtasis a través de nuestras propias emociones.

El sexo tántrico no trata de posturas, sino de sentimientos. Para poder practicarlo plenamente, debemos vivir el presente, no juzgar a nuestra pareja y centrar todos nuestros sentidos en la relación sexual. Si la mente está en otro lado, la experiencia estará lejos del máximo disfrute.

La comunicación será fluida ya que hablar de lo que te gusta o pedir algo que deseas es esencial. De este modo, conseguiremos un objetivo del Tantra: el intercambio de placer. Para un mayor gozo, se prestará atención a lo que siente y a los movimientos de nuestra pareja al llegar al momento de máximo placer. Buscaremos llegar a tener un equilibrio a través de una danza de movimientos fluidos y armoniosos.

Aceptar cada parte de nuestro cuerpo nos permitirá tener una mejor experiencia en la cama porque solamente nos centraremos en sentir. Querernos tal y como somos nos llevará, a su vez, a amar todo de la persona con la que compartimos momentos tan íntimos.

Olvida el tiempo, tus obligaciones y otras experiencias anteriores. Confía ciegamente en tu pareja y no busques tener el control. Además, es muy importante controlar y sincronizar la respiración con tu pareja. Así, tener una misma energía será posible.

Un ejercicio muy común del sexo tántrico es ponerse frente a nuestra pareja, decir nuestro nombre y terminar abrazados. Se busca sentir sus emociones y sensaciones que se usará durante el acto sexual para llegar al orgasmo.

¿Qué posturas realizo?

No consiste en emular posturas establecidas, sino de estimular y encontrarse en armonía. A pesar de ello, se puede hablar sobre el abrazo tántrico como una posición propia de este tipo de sexo. Consiste en que la mujer abraza al hombre, sentada sobre sus rodillas, con las piernas rodeándole y con una mano sobre la zona de los riñones y otra sobre los omóplatos.

Valora cada caricia, beso y abrazo. Practicar sexo tántrico es un modo distinto de sentir y experimentar la sexualidad. El objetivo no es la eyaculación final, sino disfrutar en pareja sintiendo que se forma un solo ser.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo irte de vacaciones y no volver con kilos de más
Siguiente artículo¿Por qué debo comenzar a reciclar?

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí