El aprendizaje y desarrollo de habilidades musicales e idiomas mejora el funcionamiento y respuesta del cerebro ante las tareas que se le presentan.

Ya sabías que ‘el saber no ocupa lugar’. ¿Pero sabías que saber idiomas o música ‘da lugar’ a un cerebro más eficiente? Investigaciones en este sentido apuntan a que músicos y bilingües emplean menos recursos cerebrales para realizar cualquier tipo de tarea frente a personas que solo hablan un idioma o no tienen conocimientos musicales.

Según un estudio dirigido por el doctor Claude Alain, publicado en Annals of the New York Academy of Sciences, músicos y bilingües tienen un cerebro más eficiente. El entrenamiento al que someten el cerebro al aprender un idioma o a tocar un instrumento hace que, a la hora de desarrollar otra tarea, utilicen menos recursos cerebrales.

La investigación demuestra que las personas que saben idiomas o música demuestran poseer mejor memoria, retienen mejor ideas o cuestiones tales como un número de teléfono o la lista de la compra. Asimismo, demuestran mayor habilidad para hacer cálculos mentales.

El estudio analiza el cerebro de 41 personas entre 19 y 35 años, cada una de ellas, encuadrada en una de las siguientes categorías: personas que solo hablan inglés y que no tienen conocimientos de música, músicos que solo hablan inglés y bilingües que no tienen conocimientos musicales.

Sus cerebros fueron monitorizados al ser preguntados si los sonidos de una secuencia de sonidos (de instrumentos musicales, ambientales, humanos) eran diferentes al inmediatamente anterior y de qué dirección provenían.  Las personas con conocimientos musicales mostraron mayor destreza a la hora de reconocer los tipos de sonido, mientras que las personas bilingües destacaron más al identificar la dirección de donde provenían.

En cuanto al reconocimiento de los tipos de sonido, los bilingües quedaron a la par en resultados frente a las personas no bilingües y que no tienen conocimientos musicales. No obstante, sí mostraron una actividad cerebral menor para alcanzar el mismo resultado.

Otro de los beneficios de los idiomas tiene que ver con la lucha contra el Alzheimer. De acuerdo a los descubrimientos presentados en el encuentro de 2011 de la American Association for the Advancement of Science, las personas bilingües desarrollan esta enfermedad cuatro o cinco años más tarde que las personas monolingües. Por lo tanto y, a pesar de no existir la inmunidad a esta enfermedad, vemos como los idiomas activan y optimizan el funcionamiento del cerebro y nos ayudan a luchar contra las posibles enfermedades que lo afectan.En cuanto a la mejor etapa para comenzar el aprendizaje, no existe ningún momento malo, aunque los expertos coinciden en comenzar en una etapa lo más temprana posible. Según el doctor Manuel Pedrosa, neurocirujano del Hospital de la Princesa (Madrid), durante los primeros años de vida es cuando se generan más conexiones neuronales. En este periodo, el cerebro está en formación y es la época perfecta para alimentarlo de estímulos lingüísticos y musicales. Empezar introduciendo una lengua extranjera de manera natural (saludos, enseñar palabras) o presentar el aprendizaje de instrumento como un juego y no cómo una obligación (despertar su curiosidad por el instrumento y la música) pueden ayudar a mejorar no solo el desarrollo intelectual de los más pequeños, sino mejorar su salud presente y futura.

Vistas las conclusiones, si te planteas aprender idiomas o tocar un instrumento, ¡anímate! Son muchos los beneficios que estas actividades reportan en el cuidado y mantenimiento de nuestro cerebro. Desde TuvidaON te animamos a desarrollar y ejercitar al máximo tu cerebro. Además de disfrutar del proceso y aprendizaje, los beneficios en nuestra salud a largo plazo nos permitirán maximizar nuestra salud.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo dotar a nuestros hijos de inteligencia emocional
Siguiente artículoUn verano alternativo… 6 planes familiares en la capital

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí