Llega el verano, y con él las vacaciones. El momento perfecto para salir de la ciudad, desconectar de la rutina y… ¡viajar! Buen momento Para poder disfrutar de actividades lúdicas en familia, en pareja, con amigos y, por qué no, con nuestra mascota.

Sí, en España cada vez es más habitual viajar con nuestras mascotas, algo que hasta hace poco tiempo nos parecía un poco ‘cosa de extranjeros’. Pero la tendencia está arraigando también entre los españoles, que, cada vez más, incluyen a ‘sus más fieles amigos’ en sus planes de ocio. De este modo, hoteles, apartamentos vacacionales o medios de transporte están adaptando sus políticas de admisión de mascotas.

Eso sí, antes de emprender rumbo acompañados de nuestra mascota, ¡hagamos las cosas bien!

  • Si viajamos a algún país de la Unión Europea (UE), tengamos presente que es obligatorio que nuestra mascota viaje con un microchip identificativo, con su correspondiente pasaporte internacional para animales domésticos -expedido por su veterinario- y con la cartilla de vacunaciones al día.
  • Consultemos la política sobre la entrada de mascotas en la web de la embajada del país al que vamos a viajar, tanto si se trata de un país no perteneciente a la UE como si es un Estado miembro. Entre estos últimos, pueden solicitarse documentos o requerimientos adicionales.
  • Asegurémonos que el lugar donde nos vamos a alojar admite a estos ‘huéspedes’. Cada vez más hoteles lo hacen, eso sí, previo pago de un suplemento por noche. Muchas cadenas hoteleras admiten mascotas en líneas generales, pero no en todos sus hoteles, por lo que conviene cerciorarnos previamente de que el hotel al que vamos a acudir sí lo hace.

Si nos lojamos es una casa rural o un apartamento, debemos hacer lo mismo. Confirmemos antes de reservar que aceptan mascotas. Algunos buscadores  proporcionan una información muy detallada sobre estos aspectos. Entre ellos detastaca Toprural, con información para toda España y Europa, o Niumba, que incluye 95.000 alojamientos en toda Europa que admiten perros.

Si el destino es un parador o un balneario… ¡ojo! Son pocos los que admiten animales. Algunas excepciones son el parador de Ciudad Rodrigo, el único Parador Nacional que admite mascotas, o Termas Pallarés, en Alhama de Aragón, Zaragoza, balneario en el que las mascotas pueden permanecer en las habitaciones, pero no pueden acceder a las zonas termales o spa.

Y aunque pueda parecer que los campings pudieran ser ‘vía libre’ para nuestros amigos, un dato: solo la mitad de los campings nacionales admite mascotas, y con restricciones en cuanto al acceso de los animales a lugares comunes, tales como piscinas o restaurantes. El precio oscila entre los 5 y los 10 euros, como tónica habitual, y durante la estancia, deben permanecer siempre atados y, en muchos casos, alojados en tiendas de campaña o caravanas, pues en los bungalows no suelen ser admitidos.

  • En cuanto al trayecto, si lo hacemos en tren, tengamos en cuenta que Renfe cobrará billete a nuestra mascota si pesa más de diez kilos. En los AVE es necesario sacarles un billete específico, que conlleva un coste del 25 por ciento de la tarifa ordinaria para ese trayecto. Ahora bien, si viajamos en Clase Club o Preferente, quedamos exentos del pago de este billete. También será gratuito en los trayectos de Larga Distancia en los que viajemos en compartimentos individuales. En todos los casos, la mascota debe ir en un bolso o contenedor adaptado y sujeto a unas medidas máximas.

Si el medio de transporte  que vamos a utilizar es el avión, y sobre todo, si vamos a volar internacionalmente, conviene consultar la regulación existente en cada país relativa a mascotas. Asimismo, consultemos las políticas establecidas por las aerolíneas en este sentido. Algunas compañías admiten su transporte no solo en la bodega, sino también en cabina. Eso sí, bajo ciertas premisas. Otro dato: te resultará casi imposible encontrar compañía aérea inglesa o británica que admita mascotas.

Si el trayecto es en autobús, algunas compañías como Alsa o Avanza permiten el traslado de perros y gatos, pero siempre en los maleteros, dentro de un transportín, nunca en cabina. ¡También requerirán billete!

Desde Tu Vida On te animamos a que disfrutes de tu tiempo de ocio y relax con la compañía de ese pequeño gran amigo que te acompaña en tu día a día. Si quieres a tu mascota, si te preocupa su bienestar, no te separes de ella ¡y llévatela de vacaciones! Y si quieres garantizar su bienestar en todos los posibles contextos, valora la posibilidad de contratar un seguro de vida para mujeres con cobertura de asistencia a mascotas. Un ejemplo de este tipo de productos es Tu Vida, un seguro de vida para mujeres que, además de las coberturas habituales, asegura el cuidado de tus mascotas cuando tú no puedas hacerlo. ¡Conoce Tu Vida!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here