La estética ha ido evolucionando en los últimos años y no para de hacerlo. La depilación láser ha transformado por completo el mundo de la belleza, no obstante esconde muchos mitos. Pero, ¿qué verdades y mentiras hay tras ella?

Tras el láser, ¿vuelve a crecer el pelo?

La depilación por láser es un tratamiento muy extendido que puede realizarse en una gran cantidad de centros de belleza. Consiste en una técnica cuya finalidad es la eliminación de la raíz del vello a través de la aplicación de una luz selectiva y muy intensa que consigue traspasar la piel pero sin dañar nuestro cuerpo. Y es que uno de los falsos mitos es que daña la epidermis… según los expertos ¡es mentira! Asimismo, no crea radiación en el organismo ni tiene consecuencias sobre la salud.

Una de las grandes preguntas es si la depilación láser duele y la respuesta es subjetiva porque depende de cada persona y su sensibilidad. Su aplicación se siente de forma sútil y es un tratamiento altamente tolerado. Cabe destacar que en las personas con una piel extremadamente sensible se usa una crema anestésica local.

Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo y el número de sesiones que deben recibirse dependerá de la zona a depilar y del grosor del vello. De igual modo, su efectividad es de más de 90% y por ello no se puede asegurar por completo la eliminación total del pelo. Sí se puede afirmar que tras cada sesión crece más débil y una vez terminado el tratamiento solamente serán necesarias algunas de mantenimiento.

El cuidado posterior

Antes de comenzar con la depilación, debe rasurarse la zona a tratar y tras la primera sesión la depilación que se realice en casa debe ser con ese método. Esto se debe a que si paralelamente al tratamiento laser se utilizan técnicas que arrancan el pelo de raíz, el láser perderá efectividad.

Ahora que llega el verano, ¿se puede tomar el sol? Antes de realizar una sesión de depilación láser no se recomienda ya que puede influir en la efectividad de la misma. Tras la depilación láser es aconsejable esperar unos días antes de que la zona tratada tenga contacto directo con el sol. Por ello, los expertos recomiendan proteger las zonas depiladas de los rayos solares.

El cuidado posterior se realiza a través de suaves masajes con cremas que rehabilitan la piel.

Si estás pensando en la depilación por láser, acude a centros especializados y expertos para no poner en riesgo tu salud. Decir adiós al vello es posible, sencillo y seguro. ¡Ya sabes qué verdades hay tras ello!

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo cuidar tu salud en verano
Siguiente artículoLos beneficios de hacerse nudista

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí