Una remodelación de nuestra casa requiere paciencia y mucho cuidado. No todo vale cuando estamos cambiando y mejorando el hogar, y no atender todas las necesidades puede derivar en equivocaciones que harán que los días de obra sean una tortura. Para que no suceda, te contamos los errores más comunes cuando se renueva la vivienda.

¿Cómo reformo mi casa?

Si respetamos los siguientes puntos estaremos más cerca de una remodelación perfecta:

  1. Antes de comenzar con el gran cambio de nuestro domicilio, debemos informarnos sobre qué permisos necesitamos. Cada localidad cuenta con sus propios reglamentos, por ello hay que preguntar qué es necesario en nuestra zona. Con un gesto tan sencillo estaremos evitando demoras en la planificación y posibles multas.
  2. El presupuesto es sumamente importante porque de él depende todo. Hay que analizar y tomar decisiones con objetividad para no quedarnos estancados en nuestro proyecto. Asimismo, dejar un porcentaje para imprevistos.

Cuidado con los gastos extras porque pueden causar parar la obra durante meses. La falta de efectivo solamente nos traerá jaquecas y pérdida de motivación a la hora de cambiar nuestro hogar. Elabora una lista con aspectos fundamentales y otros que son prescindibles si hay que recortar el presupuesto.

Por otro lado, si has decidido contratar a un experto, asegúrate de su profesionalidad y de que utiliza los materiales adecuados.

  1. Piensa qué quieres cambiar y cómo será tu hogar tras la remodelación. ¿Vas a elegir las últimas tendencias? Cuidado con ello porque el tiempo pasará y puedes encontrarte con que todo está desactualizado. Lo apropiado es un diseño atemporal, funcional y que se adapte a las necesidades de los miembros de la casa.
  2. Hay muchas personas que ignoran los defectos y piensan que ya se arreglará más adelante. Aunque sean pequeños detalles, no dejes pasar el tiempo y pon solución inmediatamente. ¿Por qué dejar un grifo goteando o un azulejo roto si estamos dejando nuestra vivienda perfecta? De igual modo, cuidado con las reparaciones exprés porque ya no cuela tapar agujeros en la pared con un cuadro.
  3. Aunque no lo creas, un centímetro marca la diferencia de una gran remodelación. Toma las medidas correctas para no caer en este error y así no ver aumentado el presupuesto por gastos evitables e innecesarios.
  4. Antes de pintar, limpia la superficie y revisa si las paredes tienen grietas. De este modo te estarás asegurando que el nuevo tono elegido luzca como tienes pensado. Y recuerda: con la pintura no hay que escatimar en gastos.
  5. La iluminación es otro aspecto de las remodelaciones que caen en el olvido pensando que cualquiera vale y no es así. Lo más apropiado es realizar un estudio para conocer cómo la luz puede cambiar la tonalidad de los colores de las paredes así como la ambientación.
  6. No elegir las ventanas apropiadas nos restará luminosidad y tendremos un lugar oscuro. Además de por elementos estéticos, una ventana debe ser la adecuada para evitar humedades, tener un equilibrio de temperatura y aislar los ruidos de fuera.

Cometer errores en una remodelación nos puede costar tiempo, dinero, disgustos y discusiones, pero evitarlos es posible y ya conoces cómo. Nuestra casa es lo más importante y la seguridad de los nuestros lo primordial. Por ello, no dejes nada al azar y planifica lo que vas a llevar a cabo en tu espacio más personal.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoLa increíble historia de este abuelo que buscaba un compañero de pesca en internet
Siguiente artículo4 recetas simples que puedes comer en la playa

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí