Trabajo, familia, obligaciones, vida social, vacaciones, viajes… Muchas veces tenemos una agenda complicada para dar a nuestras mascotas los cuidados que se merecen. Y la situación se complica si nos ausentamos de casa, ya sea por causas más positivas, como irnos de vacaciones, o negativas como tener que pasar unos días en el hospital.

Cierto es que, hoy en día, existen más opciones y alternativas para que podamos llevar a nuestra mascota con nosotros. Encontramos playas que admiten perros, hoteles pet friendly, opciones de transporte para animales… Sin embargo, las circunstancias no siempre nos permiten llevar un acompañante de cuatro patas. Por ello, vamos a recomendarte algunas de las alternativas más fiables para garantizar el cuidado de tu mascota:

Los amigos

Una de las opciones más recurrentes y clásicas. Si te surge un imprevisto (o no tanto), siempre puedes tirar de tu grupo de amigos. Sacar al perro, darle de comer, cuidar que los peces tengan comida, que el gato no se quede sin agua… Labores sencillas que ese amigo o amiga tan querido hará con todo el amor y la pasión con la que lo haríamos nosotras. Es la opción más cómoda y barata. Pero no hay que olvidar que estamos pidiendo un favor y dando una responsabilidad importante a un ser querido.

Familia

Puesto que no nos tiembla el pulso en dejarles los nietos a los abuelos. ¿Por qué nos lo va a hacer pedirles que cuiden de nuestra mascota? Al igual que los amigos, un familiar puede ser una gran opción. Nuestra mascota, de hecho, se sentirá como en casa con alguien de “la manada”.

Cuidadores

Si estamos en agosto, nos vamos a ir de vacaciones con la familia y nuestros amigos se van por su parte a algún destino idílico como la península de Yucatán, debemos descartar las dos anteriores opciones. Entonces, ¿qué podemos hacer? Existen muchos anuncios en Internet en los que hay gente (más o menos especializada), que a cambio de un poco de dinero se ocuparán de nuestra mascota (especialmente si es un perro, que recibe muchos más cuidados que otro tipo de animales).

Guarderías o residencias para mascotas

No les enseñan ni a habar ni a escribir, pero se encargarán de que no les falte de nada. Dispondrá de todos los cuidados necesarios y, si tienes un perro, socializará con otros “amigos” de su raza. Además, este tipo de guarderías cuentan con veterinarios que pueden hacer frente a cualquier problema de salud que sufra tu perro durante tu ausencia.

 Cuidadores profesionales

Si tu mascota es poco sociable, o crees que necesita un cuidado diferente, personalizado y especial, esta es otra opción que se puede ajustar. Tendrá otro dueño “temporal” que se centrará 100% en él.

Pero a pesar de todas estas opciones, es recomendable tener en cuenta otras más desagradables. ¿Qué sería de nuestras mascotas si algún día nos pasa algo? ¿Podremos contar con nuestros amigos en el mismo momento? ¿Nuestros familiares podrán acudir? Existen alternativas que nos garantizan que nuestra mascota tendrá los cuidados adecuados sin necesidad de depender de nadie. Por ello, existe una opción alternativa a las demás como es contratar un seguro de vida. El seguro Tu Vida de CNP Partners, ofrece una cobertura para el cuidado de nuestra mascota en caso de que nosotros no pudiéramos. Este seguro incluye el cuidado, transporte y alojamiento de las mascotas (gatos y perros) del asegurado durante un periodo máximo de 30 días. En caso de fallecimiento o invalidez, el seguro se hace cargo de nuestro mejor amigo hasta que los nuestros se puedan organizar y recoger a nuestra mascota.

Lo más importante es cuidar tu bienestar y el de los que más quieres. Por ello, escojas la opción que escojas, asegúrate de que estén en las mejores manos.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo proteger lo que más importa
Siguiente artículoCuando lo mejor que le puedes dar a tu bebé eres tú

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí