¿Quieres cambiar tu dormitorio y no sabes cómo? Desde Tu vida ON queremos hablar sobre estilos decorativos que nunca pasan de moda, como es el vintage. Es totalmente compatible rescatar lo antiguo y dotar la habitación de personalidad.

Vintage en el dormitorio

Para disfrutar de un cuarto vintage hay que revivir los objetos antiguos que tenemos guardados. Tras un buen lavado son perfectos para una decoración esplendida. Debemos utilizar la imaginación para reciclar viejos muebles y elementos decorativos como, por ejemplo, una estantería con cajones de verdulería.

La restauración de muebles le dará un toque más personal a tu habitación. Si no quieres hacerlo, ¿qué tal una vuelta por mercadillos para ver qué puede quedar genial en un dormitorio reformado? Eso sí, cuidado porque un toque excesivo puede hacer que pase de un cuarto vintage a uno clásico. Para que no suceda, te contamos algunos trucos.

decoración vintage

La cama

Si hay algo importante en una habitación es la cama. Para que encaje en el estilo decorativo que se desea, hay que cuidar su estructura. Puedes elegir entre 2 estilos:

  • Camas de madera rústica con molduras. Con cierta sensación de rústico, la madera se puede envejecer para un toque más antiguo. Destacan las de colores pasteles y blancos.
  • Cama de hierro forjado y metal antiguo. Se caracterizan por cabeceros de latón, aluminio y forja. De las más elegidas para un cuarto vintage por su amplia variedad de colores.

Para completar este espacio, nada mejor que un edredón de plumas, sábanas de algodón, almohadas de colores y con figuras.

Los muebles

Pasamos a la elección del mobiliario como cómodas y armarios, que para tener un toque vintage tienen que dar sensación de antigüedad. Otro mueble que no suele faltar en una habitación es una mesita de noche, cuyo concepto cambia por completo con este estilo. Por ejemplo, unas viejas maletas que hacen la función de una pequeña mesa para depositar objetos como libros.

decoración vintage

Elementos decorativos de estilo vintage

Puedes utilizar estantes o repisas para colocar los objetos más utilizados en un ambiente vintage, tales como:

  • Botellas con tapón de cristal o rosadas.
  • Espejos en un marco dorado o envejecido.
  • Teléfonos antiguos.
  • Candelabros de forja.
  • Jaulas de pájaro.
  • Radios antiguas.
  • Pequeñas lámparas de cristal al más puro estilo industrial.
  • Libros antiguos.
  • Flores en recipientes de hojalata.
  • Máquinas de escribir.

Combinar lo antiguo con lo nuevo es la clave para que la habitación luzca un estilo vintage, que no se debe confundir con lucir un cuarto anticuado y viejo. Hay que buscar el equilibrio teniendo en cuenta hasta el más mínimo detalle y dotar al dormitorio de algo que no debe faltar nunca: personalidad.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCohousing: viviendas para envejecer entre amigos
Siguiente artículoTrucos para ahorrar en tu factura de la luz

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí