La llegada de diciembre es sinónimo de decoración de Navidad en nuestra casa. No faltan en cada hogar el árbol, el belén, los dulces y, por supuesto, las guirnaldas de luces. Para la seguridad de todos los miembros de la familia es esencial adquirir productos homologados porque no todo vale. ¿En qué aspectos debemos fijarnos?

guirnalda de luces

Principales peligros

Una guirnalda luminosa puede presentar diversos peligros que pondrían en riesgo la seguridad del hogar. Instrucciones incompletas, en otros idiomas o bien el pequeño tamaño de la letra son aspectos a vigilar a la hora de adquirir este producto.

Respecto al cableado, su sistema de antitracción tiene la obligación de ser eficaz y de que no se suelte de la soldadura. Y es que en cuestión de seguridad eléctrica, las guirnaldas de luces deben pasar 3 pruebas antes de llegar al mercado:

  • El grado de protección ante agentes externos como la lluvia
  • El aislamiento eléctrico
  • Los límites máximos de temperatura que puede soportar

Asimismo, suelen ser sometidos a un examen concienzudo para saber tanto el grado de resistencia como la calidad de los materiales plásticos en caso de un incremento anormal de la temperatura. Es importante conocer la calidad para asegurarnos que no se deformen en este supuesto. Para ello, mira la caja y cerciórate de que tiene el certificado de seguridad.

Por último, hay que ratificar que ninguna pieza se retira con facilidad para evitar cualquier riesgo de ingesta por parte de los más peques.

¿Qué debe tener una guirnalda de luces?

Tanto si son para interior como para exterior, a la hora de adquirir una guirnalda de luces hay que valorar los siguientes puntos:

  • Adquirirlos en un comercio de confianza en el que vendan el producto con un etiquetado completo y, por supuesto, en castellano. Verifica que contiene instrucciones de uso y datos acerca de la tensión y la potencia.
  • Observa el embalaje porque es ahí donde debe estar indicado si es apta para interior o exterior. Si buscas adornar tu jardín o terraza, asegúrate que la guirnalda de luces cuenta con un recubrimiento resistente al agua y a la humedad. Si en la caja no aconsejan su uso exterior, no lo hagas porque podría suponer un peligro al no estar preparada para las inclemencias meteorológicas.
  • Revisa que cuenta con un etiquetado de eficiencia energética.

guirnalda de luces

Consejos de uso

La seguridad en casa es lo más importante. Si tienes niños pequeños, elige guirnaldas de muy baja tensión y, además, colócalas en zonas donde no puedan llegar. De igual modo, hay que alejarlas de cualquier fuente de calor y de materiales inflamables.

Aunque puede dar pereza, hay que leer las instrucciones de uso. De igual modo, antes de su colocación hay que asegurarse de que sus componentes están en buen estado.

Por otro lado, si se van a utilizar guirnalda de luces ya adquiridas en años anteriores, el primer paso es revisarlas para conocer si se pueden volver a utilizar. ¡Cuidado con manipularlas! Si por ejemplo decides cambiar una bombilla asegúrate de que colocas una del mismo voltaje.

Conectar varias guirnaldas luminosas supone variar su comportamiento y convertirlas en otro producto diferente. Es mejor no hacerlo para no poner a nadie en riesgo. Una Navidad segura es posible, ¡ya conoces cómo!

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previo6 regalos originales para abuelos
Siguiente artículoManualidades para hacer adornos navideños con nuestros hijos

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí