La cocina es uno de los espacios del hogar que mayores riesgos tiene para toda la familia. Conoce los principales peligros en la cocina, cómo prevenirlos y cómo actuar en caso de que un accidente nos ocurra

Quizá la cocina sea la estancia del hogar que más peligros alberga. Podría asemejarse a un ‘campo de minas’, sobre todo, si hay pequeños que corretean por toda la casa.

Gas, fuego, cuchillos… hacen de la cocina el lugar más proclive de la casa para que se produzca un accidente. De hecho, es la estancia del hogar donde más siniestros se registran.

Desde intoxicaciones a cortes, en el post de hoy hacemos repaso de los accidentes que se pueden producir en la cocina, las formas de prevenirlos y cómo actuar en casos de emergencia.

Elementos inflamables

En caso de tener una cocina de gas, es necesario comprobar que hemos apagado correctamente el gas. El gas, sobre todo si es butano, es, quizá, el mayor peligro de una cocina. Debemos ser muy cuidadosos con su manejo, ya que puede provocar explosiones, fuegos e intoxicaciones. En caso de que percibamos olor a gas, debemos ventilar la habitación, cerrar la llave del gas e intentar localizar la fuga. No debemos volver a abrir la llave hasta que el problema esté solucionado.

Incendios y conatos

La cocina es uno de los principales lugares donde puede iniciarse un fuego en el hogar. Y cocinar, una de las principales actividades de riesgo en este sentido. Por ello, debemos seguir una serie de pautas de prevención como son no abandonar la cocina mientras el fuego esté encendido o controlar los objetos inflamables alejándolos del fuego. Si esto no funciona, y en caso de que un fuego se descontrole, debemos seguir unas pautas básicas como son apagar la fuente de calor, alejar los materiales inflamables y tapar el fuego con algún material ignífugo como puede ser una tapa.

Humedades y goteras

El agua puede provocar desperfectos, no solo en nuestro hogar, sino también en casa de los vecinos. Vigilemos la instalación de lavadoras y lavavajillas para evitar inundaciones. En este caso, los seguros del hogar cubren gran parte de estos accidentes. ¡Ten claras las coberturas contratadas!

Calambrazos o accidentes eléctricos

Respecto a la electricidad, si ya de por sí suele ser fuente de accidentes, más aún lo es en una cocina, dada la proximidad de fuentes de agua. Manipulemos los enchufes siempre con precaución, con las manos secas y evitando salpicaduras sobre los mismos. En caso de una descarga eléctrica, deberemos apagar el flujo de corriente y verificar las vías respiratorias, respiración y pulso. En caso de que alguna de estas verificaciones no sea correcta, deberemos contactar con el 112 y, en caso de tener conocimientos, aplicar primeros auxilios sobre la víctima.

Intoxicaciones con productos de limpieza

¡Ojo con los productos de limpieza! Solemos guardarlos en la cocina. Lejía, detergentes, amoniaco… suelen ser muy tóxicos, además de inflamables. Es muy importante almacenarlos según las indicaciones del fabricante, a una temperatura adecuada y en condiciones de seguridad. Y si hay pequeños en la casa, mantengamos estos productos fuera de su alcance. Las intoxicaciones por ingesta de productos de limpieza suelen ser relativamente frecuentes entre niños. En caso de intoxicación, ponte en contacto con urgencias e infórmales del elemento causante de la intoxicación para que puedan darte las indicaciones concretas.

peligros en la cocinaCortes y heridas

¿Quién no se ha provocado en alguna ocasión un corte pelando una patata? Cuchillos o tijeras no faltan en cualquier cocina que se precie. Utilicémoslos siempre con cuidado. En este sentido, también entrañan peligro de corte la manipulación de botellas de cristal o de latas de conserva. ¡Precaución! Y en los casos en que la precaución no haya sido suficiente, seguir las indicaciones en relación a heridas y primeros auxilios.

Golpes en la cabeza

¿Y quién no se ha golpeado alguna vez la cabeza con la puerta del armario al coger un vaso? Tengamos cuidado al movernos por la cocina habiendo dejado un armario superior abierto. Asimismo, precaución al subirse a una escalera o taburete para coger la batidora que está en lo alto del mueble. Las caídas de este tipo también suelen ser habituales. En estas situaciones, en un primer lugar deberemos valorar el alcance del golpe, si ha provocado mareo, pérdida de la consciencia o algún tipo de herida superficial. En estos casos, deberemos ponernos en contacto con urgencias, quienes nos asesorarán y darán las indicaciones adecuadas para el cuidado del afectado.

¡Y podríamos seguir enumerando! Aunque tengamos una precaución máxima, los accidentes muchas veces son inevitables y tenemos que estar cubiertos ante sus posibles consecuencias. Tu Vida es el seguro de vida para mujeres que está contigo en caso de que te suceda algún percance de este tipo en el hogar. Además de unas grandes condiciones como seguro de vida, ofrece una serie de servicios adicionales que asegurarán tanto tu bienestar como el de tu familia. Descubre el seguro Tu Vida y asegura tu bienestar y el de tu familia.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previo#Díainternacionaldelcáncerdemama: La lucha contra el cáncer de mama
Siguiente artículoÉrase una vez… la gripe

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí