En España, cerca de 1 millón de personas padecen la enfermedad de Alzheimer, según un estudio de la Universidad Complutense de Madrid y Neuroalianza. La enfermedad trae consigo una serie de necesidades y cuidados.

Nadie quiere verse envuelto en una situación así. Pero cuando nuestros padres entran en una edad avanzada, debemos estar preparados para cualquier cosa. El alzheimer es una enfermedad degenerativa que causa problemas de memoria, razonamiento y conducta. Al principio los síntomas son mínimos, pero conforme avanza, la situación se complica. Ahora bien, ¿qué debemos hacer?

Según datos de la fundación Pascal Maragall, 1 de cada 10 mayores de 65 años padece esta enfermedad. La prevalencia de la enfermedad dura desde los 7 hasta los 15 años desde su diagnóstico. Durante este tiempo, la afectación y la dependencia del enfermo son cada vez mayores. Además, los enfermos necesitan una serie de atenciones tanto profesionales como personales para limitar el impacto de la enfermedad sobre el afectado. En la actualidad, 8 de cada 10 familiares directos asumen estas tareas, viéndose afectada su salud.

Los expertos advierten que el desgaste físico y emocional que se sufre al cuidar a alguien con esta enfermedad puede ser más que notable. Es lo que se conoce como el síndrome de sobrecarga del cuidador. A pesar de ello, nos debemos hacer cargo la mayor parte del tiempo de nuestro padre o madre. Y por ello, conviene formarse lo mejor posible y asesorarnos por los médicos, especialistas y asociaciones.

Bañarse, vestirse, comer, dificultades para desarrollar tareas simples… hasta comunicarse se convierte en un reto para aquellos que sufren alzheimer. Y sus cuidadores deben hacer frente a todo ello. Además, es recomendable que realicen actividades que les mantengan activos y algo de ejercicio. Conforme la enfermedad avanza, los cuidados son más necesarios y de mayor trascendencia.

En muchas ocasiones podremos dar a nuestros padres los servicios y atenciones necesarios, pero habrá otras en las que, por los motivos que sean, no podremos estar ahí. Estos supuestos son muchas veces impredecibles y necesitamos asegurar tanto nuestro bienestar como el de los nuestros. Por ello, contratar un seguro de vida puede ayudarte a asegurar el futuro cuando tú no puedas solucionar todos los problemas de tu familia.

Un seguro para toda la familia

El seguro de vida Tu Vida, de CNP Partners, te ofrece, además de un capital asegurado, otros servicios adicionales para ayudarte en el cuidado de los tuyos y de ti misma. En caso de que tengas que estar hospitalizada más de 24 horas, la compañía te ayuda a cubrir las necesidades del hogar y de los tuyos, para que te concentres en tu recuperación sabiendo que los tuyos están en buenas manos. Además de este servicio, el seguro también cubre a aquellas personas que viven contigo y dependen de ti (niños, personas mayores y mascotas). Si algo les ocurriera, el seguro ofrece una serie de coberturas para asegurar su cuidado en los momentos que tú no puedas estar con ellos. Descubre las condiciones y pólizas que Tu Vida te ofrece y asegura el futuro de tu familia.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoMejores destinos para viajar en familia
Siguiente artículoAsegúrate de disfrutar del viaje

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí