Cuando nos hablan de salud, solemos pensar en el bienestar físico: tener buena movilidad, un peso adecuado, etc. Sin embargo, la salud mental es igual de importante que la salud física a la hora de alcanzar un estado de bienestar. Con el paso de los años, el físico se va deteriorando poco a poco, dando lugar a los típicos achaques propios de la tercera edad. Por ese motivo, en esa etapa de la vida es muy importante mantener una buena salud mental para llevar una vida lo más satisfactoria posible. Para poder devolverles toda la felicidad que ellos te han dado, en Tu Vida On te explicamos a continuación cómo cuidar emocionalmente a nuestros mayores.

¿Qué es el bienestar emocional?

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define ‘bienestar emocional’ como un “estado de ánimo en el cual la persona es consciente de sus capacidades, puede hacer frente a las tensiones normales de la vida, puede trabajar productiva y efectivamente, y es capaz de contribuir a su comunidad”. Es decir, que la persona se sienta a gusto consigo misma y con lo que le rodea, manteniendo un buen estado de ánimo. También influye en el bienestar emocional la capacidad para adaptarse a los cambios, seguir aprendiendo cosas nuevas y tener buen sentido del humor, así como llevar una vida saludable y activa.

¿Qué podemos hacer para cuidar emocionalmente a nuestros mayores?

Intenta que mantengan una actitud positiva

La tercera edad puede ser una etapa muy bella en la vida, llena de serenidad y de experiencia, pero también tiene sus dificultades. Muchas personas cuando se jubilan sienten que ya no son útiles y no saben qué hacer con tanto tiempo libre, por lo que se van abandonando a sí mismos poco a poco. Además, es una época que suele ir ligada a la soledad y a la pérdida de amigos y seres queridos, por lo que es importante que mantengan una visión optimista en la vida.

Esto depende en mayor parte de la forma de ser de la persona, pero nosotras podemos ayudar a nuestros mayores haciéndoles sentir que los necesitamos y que nos gusta compartir momentos con ellos. Si les pedimos ayuda con alguna tarea que ellos puedan realizar, se sentirán útiles y será más fácil para ellos mantener una actitud positiva. Procura también que estén al tanto de lo que les rodea, ya sea viendo las noticias o poniéndoles al corriente sobre su familia (hijos, nietos, hermanos…). Esto es importante, ya que si se encierran en casa y se aíslan del mundo exterior es fácil que pierdan motivación y no le encuentren un sentido a la vida.

Plantear pequeños objetivos

También les ayudará a mantenerse activos. Pueden ser cosas simples, como dar un paseo todos los días, realizar algún taller o actividad, hacer recados, escribir un diario, etc. Son pequeñas acciones que les darán motivación día a día, y que harán su rutina menos monótona. Que asuman responsabilidades como cuidar de un huerto, flores, o incluso tener una mascota les ayuda a sentir que tienen un propósito para seguir adelante.

Procura que se relacionen socialmente

La vida social es importante a cualquier edad, pero a medida que nos hacemos mayores es vital. La gente mayor normalmente pasa muchas horas al día en soledad, por lo que es muy importante que se mantengan activos socialmente, hablando con los vecinos, amigos, o la familia. En ocasiones andamos tan atareadas con nuestra propia vida que no tenemos horas en el día para pasarlas con nuestros mayores. Lo que puedes hacer en este caso es incorporarles en diferentes momentos de tu rutina diaria. Por ejemplo, puedes quedar con ellos para comer en el descanso del trabajo, invitarlos a casa a cenar, que te acompañen con los niños al parque, o cualquier cosa que se te ocurra para pasar tiempo con ellos.

Mantener el cuerpo y la mente activa es vital

Como ya hemos dicho, para alcanzar un estado pleno de salud hay que cuidar tanto el cuerpo como la mente. En la tercera edad, el cuerpo y la mente se van deteriorando por el paso de los años, y si no se les da uso este proceso se acelera. Por eso, debemos asegurarnos de que nuestros mayores hacen algún ejercicio de baja intensidad como puede ser andar, ir en bici, nadar, bailar, etc. Cualquier actividad que implique un movimiento moderado, para activar la circulación y fortalecer el corazón. El ejercicio físico no solo ayuda a su cuerpo, sino que también a entrenar su mente, por lo que es una forma de mantener la mente sana. Otro tipo de actividades más relajadas como leer, pintar, escribir o hacer crucigramas son también muy importantes para mantener la mente activa.

Al fin y al cabo, lo que buscamos en la vida es ser felices, y la salud física sirve de poco cuando la salud mental no está bien. Si motivamos a nuestros mayores para que sigan estos consejos, mantendrán una vida activa y satisfactoria que les proporcionará salud y bienestar emocional.

Sobre el autor de “Cómo cuidar emocionalmente a nuestros mayores”

Este artículo ha sido redactado por expertos en el cuidado del bienestar de la mujer. Tu Vida ON es un blog formado por un equipo de profesionales expertos en
seguros de vida para mujeres que se preocupan por tu bienestar y el de los tuyos.

Para garantizar este bienestar, y cuidar tanto a la mujer como a sus seres queridos, este equipo de profesionales ha diseñado Tu Vida, uno de los seguros de vida para mujeres con mejor orientación hacia la protección de la mujer de hoy en día.

Y es que además de un capital por fallecimiento o incapacidad, el seguro de vida para mujeres Tu Vida ofrece coberturas adicionales de asistencia para que a los tuyos no les falte la atención que se merecen en los momentos en los que tú no puedas proporcionárselos.

Te invitamos a que descubras todo lo que ofrece. ¡Haz el test de Tu Vida! Escoge un capital asegurado, selecciona tu paquete de asistencia de vida diaria y descubre lo poco que costaría gozar de tranquilidad y protección para los tuyos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here