Seguro que son muchos los mayores que conocemos que se han roto la muñeca, el hombro o la cadera. En las personas mayores, el riesgo de sufrir una fractura ósea es cada vez mayor a medida que avanza la edad. Problemas como la osteoporosis, unido a la pérdida de capacidades como la agilidad o la fuerza física, provocan que caídas, sin aparente gravedad, acaben generando un problema mayor como puede ser una fractura ósea o problemas de movilidad.

Lo ideal sería aumentar las medidas de prevención contra estas situaciones, pero los accidentes ocurren, y cuando son inevitables, lo habitual es que la convalecencia conlleve reposo, a veces, por tiempo prolongado. Estos periodos de reposo pueden ser vistos como un problema, pero también como una oportunidad para desarrollar otro tipo de actividades a las que, en otra situación, nuestros mayores no dedican el tiempo que debieran.

Entonces, ¿en qué podemos aprovechar estos momentos? Si nuestro cuerpo no está apto para la actividad física, ¿por qué no ejercitar la mente? Estas actividades, además de hacer más llevadero este tiempo de reposo, contribuyen a mejorar las capacidades cognitivas y a luchar contra ciertos efectos de la edad. Muchos expertos señalan que las personas que no estimulan su mente sufren un deterioro mucho más rápido que aquellas que la mantienen activa. Además, estando en casa y sin realizar ninguna actividad, el proceso se acelera de forma notable.

Con actividades de lectura, memoria, cálculo… o cualquier actividad que requiera concentración, se producirá una estimulación cognitiva que resulta decisiva para la estimulación de las funciones cerebrales.

Existen multitud de opciones y formatos para llevar a cabo estas actividades. Podemos optar desde hacer sumas y restas utilizando tan solo papel y bolígrafo, hasta descargar una de las tantas aplicaciones de training mental que existen en la actualidad, pasando por juegos de mesa, crucigramas, etc.

Bloc y lápiz

¡Volvamos a la escuela! Planteemos a nuestros mayores, en función de su capacidad, operaciones matemáticas sencillas. Desde sumas y restas hasta problemas matemáticos sencillos. Incluso, ¿por qué no ayudar a los más pequeños de la casa con los deberes del colegio? Esto les hará ejercitar la mente y vivir un rato divertido recordando la infancia.

Apps

Hoy día son miles las aplicaciones que tenemos a nuestra disposición para entrenar la mente. Las hay para todas las edades. Saca la tablet y busca la más adecuada para tu madre, padre, tío o abuela. Nosotros, por recomendarte alguna, te proponemos Fit Brains Trainer. Se trata de una app creada por un grupo de neurocientíficos que se basa en el programa de mejora del rendimiento del cerebro Fit Brains, desarrollado por el doctor Paul Nussbaum, una autoridad en materia de Neuropsicología en Estados Unidos.

Incluye más de 360 sesiones de entrenamiento con las que poner a prueba la agilidad mental, la memoria, la concentración, la percepción visual y la capacidad de deducción.

Juegos de entretenimiento

Sopas de letras, crucigramas o sudokus son perfectos para ejercitar la agilidad mental. Otras opciones, como ya hemos repasado en anteriores posts, son juegos como Time’s up o los Speed Cups.

Como ves, hay multitud de opciones, ¡solo tienes que descubrirlas para ayudar a tus mayores a mantener una mente sana!

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoTu salud es lo primero: descubre cómo detectar el estrés emocional
Siguiente artículo¿Dolor en la mama? Aprende a explorarte

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí