Cada vez nos preocupa más nuestra alimentación. ¡Y la de los nuestros! Porque cada vez estamos más convencidas de aquello de “somos lo que comemos”, al mismo tiempo que cada vez somos más conscientes de los riesgos que plantea una mala alimentación.

Y es que una alimentación desequilibrada es la causa de 11 millones de muertes al año en el mundo, una cifra que supera las muertes causadas por el tabaco, alrededor de 8 millones de vidas, y superior a las muertes causadas por hipertensión, que se cifran en unos 10 millones al año. Así lo asegura un estudio científico, elaborado por más de 130 científicos de casi 40 países, y publicado recientemente por la revista The Lancet.

Otro dato a resaltar es que esos casi 11 millones de fallecimientos suponen el 22 por ciento de todos los fallecimientos correspondientes a personas adultas.

Según la investigación, las infecciones y los problemas congénitos tienen cada vez menos peso, al mismo tiempo que aumentan las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes.

El estudio, que no ha tenido en cuenta factores como el sedentarismo o la obesidad, sino que se ha centrado en el estudio de factores relacionados con la alimentación, subraya que la mitad de esos 11 millones de fallecimientos vienen dados por tres hábitos dietéticos concretos:

– Una baja ingesta de cereales integrales y de fruta.

– Un alto consumo de sal.

– Presencia excesiva de carnes rojas, carnes procesadas, bebidas azucaradas y las grasas trans en la dieta.

La dieta mediterránea ‘salva’ a los españoles

Entre los 195 países objeto del estudio, España se sitúa entre los que cuentan con menor índice de mortalidad por causas alimenticias. Solo nos superan Francia e Israel. En el polo opuesto, se sitúan países como Ucrania y Egipto.

Y es que como señalan los investigadores, los países mediterráneos logran datos positivos dado el elevado consumo de algunos alimentos saludables, como las verduras, aunque el nivel de consumo de cereales integrales debiera incrementarse.

Con todo ello, desde Tu Vida On te animamos a cuidar tu alimentación, llevando no solo una dieta equilibrada, sino también hábitos de vida saludables en todos los ámbitos. ¡Y anima a los tuyos a seguir el ejemplo! Cuidar de nuestra salud es clave para garantizar nuestro bienestar. Y como comentábamos al inicio de esta entrada, un seguro de vida para mujeres..

Así, si te preocupa tu bienestar y el de los tuyos, cuida de todo lo que contribuya a incrementarlo y a garantizarlo. En todos los sentidos, también el económico. En esta línea, valora la posibilidad de contratar un seguro de vida para mujeres. Una buena opción puede ser el seguro Tu Vida, un seguro de vida para mujeres que persigue proteger a los tuyos, no solo en caso de que se produzca el peor de los escenarios, sino también en los momentos en los que te sea imposible cuidarles como se merecen. ¡Conoce el seguro de vida para mujeres Tu Vida!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here