Puedes reconocer una planta de aloe vera debido al color verde de sus hojas cuando esta se encuentra expuesta al sol directo, no obstante en caso de no estar expuesta al sol, sus hojas serán marrones. También cabe destacar que durante sus primeros años, es posible que le salgan hijos (los cuales podrás replantar en otras macetas para que crezcan) y según vaya cumpliendo años esto dejará de ocurrir.

Si le haces un corte en una hoja, podrás ver que segregará un líquido transparente con un tono verdoso. A esta sustancia se le llama “Aloína” y se le otorgan muchísimos beneficios para la salud ya que cuenta con vitaminas, enzimas y aminoácidos. No en vano, el aloe vera lleva usándose muchísimos años para cuidar de nuestra piel.

Propiedades del aloe vera que no te puedes perder

Como te acabamos de contar en Tu vida ON, el aloe vera cuenta con muchísimos beneficios. Usar aloe vera es una estupenda opción para cuidar la salud de toda la familia. Además debes saber que sus usos y propiedades son muy diversos, desde quitar manchas a mejorar la psoriasis, según defienden en la National Psoriasis Foundation.

El jugo que contienen las hojas de esta planta, también se suele incluir en la composición de diferentes cremas para la piel. Aunque debes saber que también existen bebidas de aloe vera (especialmente indicado para casos tanto de gastritis como de úlceras), según defienden en diferentes centros médicos y hospitales como el hospital James Paget.

No obstante, te contamos sus principales propiedades:

Beneficios del aloe vera para la piel

Si optas por usar aloe vera de forma tópica, conseguirás que tu piel cicatrice más rápidamente ayudando a curar tanto abrasiones como quemaduras. Aunque popularmente también se ha utilizado desde la antigüedad en casos de picaduras, hongos, herpes, acné, estrías, verrugas, manchas…  Con muy buenos resultados.

Propiedades digestivas del aloe vera 

El aloe vera no solamente se utiliza de forma cutánea, si se ingiere con agua o junto a zumo de naranja, gracias a las propiedades que le confiere la aloína, va a reducir la hinchazón favoreciendo la digestión. También puede ayudar con problemas de estreñimiento.

Propiedades depurativas que tiene el aloe vera

Aparte de las propiedades digestivas que comentábamos anteriormente, ingerir aloe vera también va a favorecer la eliminación de líquidos evitando la sensación de hinchazón.

Propiedades medicinales que tiene el aloe vera

Las propiedades curativas y regeneradoras del aloe vera se deben en gran parte a su elevado contenido de aminoácidos. El aloe vera cuenta con 19 aminoácidos de los 22 que necesita nuestro cuerpo, siendo 7 de ellos esenciales.  Es por ello que además de todos los beneficios comentados anteriormente, es capaz de ayudar también a reducir el colesterol y los triglicéridos ya que cuenta con aminoácidos . Además de esto:

  • Regula el nivel de azúcar en sangre.
  • Normaliza la presión arterial.
  • Estimula el sistema inmunológico.
  • Fortalece dientes y encías.

aloe vera

Cómo usar aloe vera para curar quemaduras

Lo cierto es que es bastante común sufrir alguna quemadura a lo largo de nuestra vida. Si sufrimos una quemadura tanto por un accidente doméstico como por una exposición prolongada al sol, podrás utilizar aloe vera para ayudar a que sane tu piel. A excepción de las quemaduras de tercer grado, en cuyo caso te recomendamos acudir a un centro médico para recibir asistencia sanitaria.

Tal y como te hemos contado, el aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, calmantes, antibacterianas y analgésicas. Gracias a todo esto va a tener un efecto calmante sobre la piel, ayudando a que desaparezca el enrojecimiento y la inflamación cutánea.

Otra de las cosas que debes recordar es que las quemaduras realmente son lesiones cutáneas cuya gravedad puede variar. Normalmente las causas más habituales de quemaduras son: electricidad, calor, luz, radiación e incluso la fricción.

Consejos básicos si te has hecho una quemadura

Usar aloe vera de forma cutánea, va a ayudar en el proceso de cicatrización, además de evitar infecciones y reducir las cicatrices.

Si te has hecho una quemadura, lo primero que debes hacer es alejarte de la fuente que te lo ha causado. Si la causa ha sido un aparato eléctrico, apágalo y no permitas que tu piel vuelva a entrar en contacto con esa superficie candente. En el caso de una quemadura química, considéralo como una emergencia que requiere acciones inmediatas y comunícate con los servicios de emergencia si no sabes qué hacer. lo mejor es que te alejes lo más rápidamente posible. En cambio, si tu quemadura ha sido solar, deberás dejar de exponerte al sol.

Si tu ropa se ha manchado con un producto químico y se ha quemado, intenta quitártela con el mayor cuidado que puedas, intentando no rozar la herida. Si el tejido está pegado a tu piel, no lo retires de esa área. En ese caso deberás llamar a los servicios de emergencia y buscar atención médica especializada cuanto antes.

Una vez te has alejado de lo que te estaba ocasionando peligro, es el momento de determinar la gravedad de la quemadura. Debes saber que existen 3 grados en las quemaduras:

  • Primer grado: en este caso, la quemadura solo va a afectar la primera capa de la piel. Normalmente este tipo de quemaduras se caracteriza por ser muy roja, dolorosa, y seca al tacto.
  • Segundo grado: este tipo de quemadura, va a afectar a más capas de la piel haciendo que esta se vea mojada, decolorada. Es habitual que muestre ampollas blancas y que sea dolorosa.
  • Tercer grado: en este caso, la quemadura se extenderá por toda la piel. Suelen verse secas, mostrando la piel negra, marrón o amarilla en la zona que se ha quemado. Estas son las quemaduras más graves, no obstante suelen doler menos debido a que las terminaciones nerviosas normalmente se han visto dañadas.

Los consejos que te vamos a contar, podrás usarlos para curar quemaduras de primer y segundo grado, no obstante, en ningún caso debes usarlas en quemaduras de tercer grado a menos que tu médico de cabecera así te lo recomiende.

Si ya has evaluado tu quemadura y es una herida leve, lo mejor es que sigas tu sentido común y procedas a refrescar la herida, esto mismo también te ayudará a calmarla. Lo mejor es que eches agua fría lo más pronto posible según se haya producido la quemadura.

Cuando ya hayas refrescado la herida, será el momento de limpiar la herida. Para ello deberás usar un poco de jabón frotándolo con las manos. Posteriormente deberás aclarar la zona con agua. Recuerda que limpiar bien tu herida es clave para que esta no se infecte posteriormente.

Es muy importante que antes de tratar tu herida con aloe vera, serás identificar la gravedad de la misma. La mayor parte de las quemaduras que se producen debido a un accidente doméstico tienen como resultado quemaduras leves (afectando solamente a la primera capa de la epidermis).

Si has sufrido un accidente algo más grave, no utilices aloe vera, este no será efectivo a la hora de curar tu herida.

¿Cómo aplico el aloe vera sobre mi herida? 

Aprovechar los beneficios del aloe vera y utilizarlos para tratar quemaduras leves, ¡es muy fácil! Aplicando directamente la pulpa del aloe vera, ayudará a que ésta se cicatrice más rápido. En el caso de que la herida se haya producido en una zona donde pueda sufrir rozaduras, lo mejor será cubrirlo con una gasa.

Igualmente, recuerda que deberás aplicar aloe vera sobre tu herida varias veces al día para potenciar que se cure. Si tienes una planta en tu casa, puedes cortar una hoja cada vez que lo necesites, así el aloe estará fresco con sus principios y cualidades intactas. En el caso de no contar con una planta, también puedes comprar gel de aloe vera, en el mercado tienes opciones tan puras como del 99%. Recuerda siempre mantener medidas higiénicas adecuadas tanto para el tratamiento de la herida, como el de la planta.

¿Puedo curar una quemadura usando aloe vera?

Si tienes una quemadura de primer e incluso segundo grado, sin duda alguna podrás curar tu quemadura usando aloe vera. No obstante, debes recordar la precaución de no frotar la herida (si lo hicieses podrías irritar tu piel pudiendo provocar ampollas).

En el caso de contar con una planta de aloe vera en nuestro hogar, elegir la hoja adecuada, será la clave. Fíjate en las hojas que se vean más grandes y esponjosas, si optases por las hojas más pequeñas, no conseguirías suficiente jugo para poder curar tu herida.

Si vas a usar aloe vera para curar de una herida y tienes una planta en tu hogar, lo primero que deberás hacer es sacar el aloe de ella. Corta unas hojas de la planta para posteriormente cortarlas a la mitad y sacar todo el jugo que tiene en su interior. No obstante, deberás tener cuidado de no pincharte. Puedes optar por dos técnicas para extraer el jugo del aloe vera:

  • Corta las espinas de la hoja y posteriormente pela la piel de la misma.
  • O puedes optar por presionar el extremo de la hoja para sacar el jugo de la planta.

Si has conseguido poco producto, deberás repetir este mismo proceso hasta que consigas la cantidad suficiente. Una vez hayas conseguido la cantidad que necesitas, deberás colocarla encima de tu herida, al menos 3 veces al día. Recuerda que cuanta más cantidad utilices de aloe vera, más rápidamente se regenerará tu piel.

En el caso de una quemadura sin más, podrás dejarla al aire sin problema, no obstante si la quemadura se encuentra en una zona que podría rozarse con algo, no dudes en cubrirla con una venda o gasa. Así evitarás que esa piel siga lastimándose.

Descárgate aquí este útil cuadro, con los números de servicios de emergencias más importantes en España.

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí