Su pérdida es motivo de preocupación tanto para hombres como para mujeres. Las causas pueden ser diversas: enfermedad, estrés, un uso frecuente y excesivo de productos químicos o cambios hormonales. Pero si hay un motivo que no se suele tener en cuenta es el que está relacionado con los déficits nutricionales. Una comida saludable y una correcta dieta ayuda a reforzar el pelo desde dentro.

Dieta saludable para el cabello

Si el champú que te promete reforzar la raíz del pelo no te funciona, prueba a variar tu alimentación e introducir lo siguiente:

Vitaminas

¡No pueden faltar! La vitamina A es esencial para reducir la pérdida del cabello ya que evita el bloqueo del secado de las glándulas sebáceas, quienes se encargan de lubricar el folículo piloso y, por tanto, de reducir la caída del pelo. Asimismo, lo fortalece y estimula su crecimiento. Está presente en verduras, huevos o aceites de oliva, girasol y de pescado.

La vitamina B está relacionada con la creación de la hemoglobina, es decir, su ingesta consigue que los folículos obtengan el oxígeno suficiente para mantener el pelo sano. La B3 mejora la circulación sanguínea y el crecimiento del cabello.

comida saludable

Por su parte, las vitaminas B5 y B6 evitan la pérdida de color y la caída. La B8 (biotina) se utiliza para el crecimiento celular y es esencial, ya que su ausencia es una de las causas de que el pelo tenga aspecto débil, le cueste crecer y se ocasione la calvicie.

En líneas generales, la vitamina B está presente en la carne vacuna, porcina, pescado, soja, huevos (siempre cocinados), frutos secos, cereales integrales, levadura de cerveza, germen de trigo y legumbres.

Tampoco debe faltar en la dieta la vitamina C puesto que es el nutriente más importante en la producción del colágeno, tan esencial en la fibra del cabello. La puedes encontrar en pimientos rojos, fresas, melón, naranja, kiwi, cítricos, mango, limón, brócoli, espinacas y hortalizas verdes.

Para reforzar el índice de vitamina D, nada mejor que el salmón que además es rico en proteínas y en ácidos grasos omega-3, esenciales para el crecimiento del cuero cabelludo.

Las del grupo E favorecen el sistema inmunológico a la vez que aumentan el crecimiento y mejoran la renovación del pelo. Para tonificar el cabello hay que tomar frutos secos, nueces (que por su alto contenido en cobre ayuda al mantenimiento del color natural), huevos, verduras de hojas verdes como brócoli, espinacas o aceites vegetales.

Minerales

¿Deseas un cabello sano y nutrido? Pues los minerales te ayudarán a conseguirlo. Los más importantes son:

  • Zinc. Por sus propiedades estimula la reproducción celular, el crecimiento del pelo así como su reparación. Asimismo, es uno de los minerales que está presente en el cabello en más cantidad, por lo que su ingesta es esencial. Está presente en pescado, marisco, patatas, apio, berenjenas, espárragos y huevos (que además contienen otros minerales como azufre, hierro y selenio).
  • Hierro. Para ayudar a que el cuero cabelludo crezca sano y fuerte, el hierro es fundamental porque permite su oxigenación y la pigmentación del pelo. Lo encontramos en espinacas, verduras, carnes rojas, nueces y mariscos.
  • Azufre. Fortalece el pelo quebradizo y débil. Presente en carnes blancas y en el hígado, verduras, frutas, almendras y huevo.
  • Magnesio. Participa en los procesos metabólicos que dotan de energía al cabello y ayudan a que crezca. Tienen una gran cantidad de magnesio alimentos como plátano, trigo, espinacas, lentejas, castañas y almendras.
  • Sales minerales. El pan integral, los frutos secos y los cereales permiten ganar en este mineral tan importante para reforzar el cuero cabelludo.
  • Selenio. Los pescados nos ayudan a combatir los radicales libres gracias a su aporte en selenio.

comida saludable

Comida saludable, sana y equilibrada

Tanto el ácido fólico como la biotina permiten equilibrar las actividades metabólicas llevadas a cabo por los tejidos que contienen células de rápida multiplicación, como ocurre con el pelo. El ácido es sinónimo de legumbres, ternera, hígado de pollo y pavo; mientras que la biotina se consume a través de pan de levadura, avellanas, bananas, guisantes y cereales, entre otros.

Los vegetales de hoja verde, especialmente las espinacas y las acelgas, son esenciales para oxigenar el tejido débil del pelo y estimular el crecimiento sano y brillante.

Por último, no hay que olvidarse de la hidratación, hay que tomar un mínimo de 8 vasos de agua al día y evitar una gran toma de refrescos, alcohol y gaseosa. Una dieta sana permite bajar de peso y, a la vez, cuidar el pelo y evitar así que se caiga en exceso.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoEn las rebajas de invierno, que no te den gato por liebre
Siguiente artículo8 cuentos para superar los celos infantiles

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí