Tener ‘visión’ en la vida, es importante. Seguro que en muchas ocasiones te has preocupado por agudizar esa visión a la hora de, por ejemplo, optar por una carrera profesional, adquirir una vivienda o realizar una inversión en Bolsa.

Y seguro que también en muchas ocasiones has prestado más atención a esa ‘visión’ que, literalmente te hace ver. Así que… ¡ojo! Dale la importancia que se merece al cuidado de tus ojos. Para ello, no dejes de echar un vistazo a las recomendaciones que recogemos en esta entrada de nuestro blog.

Prevención, clave para cuidar nuestros ojos

En el caso de la visión, aquello de “prevenir es curar” cobra gran sentido. Es la mejor fórmula para luchar contra las enfermedades en los ojos.

Para ello, lo primero que debemos hacer es someternos a revisiones periódicas. En segundo lugar, hemos de ser conscientes de qué perjudica a nuestra visión y protegerla frente a esos elementos o contextos (sol, pantallas, exposición a productos químicos, etc.), aseguran desde la clínica Área Oftalmológica Avanzada, encabezada por el doctor Carlos Vergés.

Protección de los ojos ante accidentes domésticos

El mayor riesgo para nuestros ojos en casa son los accidentes domésticos. En casa tendemos a relajarnos y a no prestar atención a algunas acciones cotidianas. Cocinar, utilizar productos de limpieza o realizar actividades de bricolaje suelen ser causas de accidentes domésticos que pueden hacer mucho daño a nuestros ojos. De hecho, desde Área Oftalmológica Avanzada señalan que “los traumatismos oculares por acción de productos químicos, erosiones por martillos, clavos, etc. son muy frecuentes”. Para evitarlos, lo primordial es proteger los ojos ante estas situaciones, utilizando unas gafas específicas al realizar actividades como, incluso, colgar un cuadro.

Ante una contusión en el ojo, debemos:

– Cubrir el ojo con un apósito o gasa, con esparadrapo, sin presionar. El objetivo es solo tapar el ojo hasta llegar a un centro de urgencias.

– No aplicar gotas, pomadas u otros fármacos. Es preferible no irrigar el ojo con ningún tipo de solución o suero, ni siquiera con agua del grifo.

– Evitar tocar el ojo y no frotarlo. Podrían lesionarse más los tejidos de los ojos dañados.

– Evitar fármacos antiinflamatorios o analgésicos como aspirinas o ibuprofenos. Pueden aumentar la hemorragia.

En caso de contacto con químicos, lo primero que hemos de hacer es irrigar con abundante agua, durante tres o cuatro minutos, la zona de contacto para diluir el químico. A continuación, debemos tapar el ojo con un apósito o gasa y acudir a un centro de urgencias.

Ante la entrada de un cuerpo extraño, debemos evitar tratar de quitarnos nosotros mismos ese cuerpo extraño. Podríamos producirnos abrasiones a la córnea-conjuntiva y que el cuerpo extraño se clave más profundamente. En su lugar, taparemos el ojo con una gasa o apósito y acudiremos a urgencias.

Protección de los ojos ante la proyección de pantallas

Hoy día, pasamos muchas horas frente al ordenador. Cuando lo utilicemos, debemos evitar fuentes de luz delante o detrás de nosotros. Además, debemos relajar la mirada cada veinte minutos, desplazando el enfoque a objetos lejanos durante diez o veinte segundos y cerrándolos a continuación otros diez segundos.

Asimismo, aunque parezca extraño, debemos mentalizarnos sobre la necesidad de parpadear con mayor frecuencia para evitar la sequedad ocular.

Frente al televisor, debemos evitar apagar la luz de la habitación, así como evitar un brillo y contraste excesivo de la pantalla. Se recomienda una iluminación ambiente suave y una distancia que sea cómoda. No existe una distancia mínima, pues las pantallas actuales no emiten radiaciones perjudiciales para los ojos.

Protección de los ojos ante el sol

Llega el verano, y con él, más horas de sol. Tengamos en cuenta que las radiaciones ultravioleta que forman parte del espectro de la luz solar pueden resultar muy negativas para los ojos. Desde Área Oftalmológica Avanzada apuntan que “se produce una lesión de las células que constituyen los finos epitelios de la conjuntiva y la córnea, pudiendo llegar a lesiones graves con destrucción completa del epitelio corneal e incluso con la afectación de estructuras internas como la retina, ocasionando edemas maculares que pueden desencadenar visión borrosa o producir lesiones de difícil tratamiento y resolución”.

Ante estos riesgos, señalan que la mejor forma de evitar las lesiones por sobreexposición a la luz solar es utilizar gafas con filtros especiales para radiaciones ultravioleta. En la mayoría de gafas con este tipo de filtros, se especifica el grado o porcentaje de filtrado, que debe ser del 90 al 100 por ciento de las radiaciones ultravioleta A y B.

Asimismo, es recomendable utilizar sombreros o gorras con visera, no mirar directamente al sol y utilizar cremas de protección solar también en los párpados.

Desde Tu Vida On te animamos a cuidar al máximo tus ojos. ¡Protégelos! La protección es importante. Proteger nuestra salud, nuestra familia, nuestra economía… Si estás de acuerdo con ello y quieres garantizar la máxima protección de los tuyos, valora la posibilidad de contratar un seguro de vida de para mujeres. Una buena opción puede ser Tu Vida, un seguro de vida para mujeres que además de las coberturas habituales por fallecimiento o incapacidad, ofrece también coberturas adicionales de asistencia para cuidar de los tuyos en los momentos en que tú no puedas proporcionarles los cuidados que merecen. ¡Conoce Tu Vida!

Tu Vida | Seguros de Vida Para Mujeres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here