Sin duda, hacer deporte es positivo para nuestra salud, tanto física como mental, pues no solo activa y mejora las funciones de nuestro organismo, sino que además genera endorfinas, la conocida como ‘hormona de la felicidad’.

No obstante, el deporte, si no se practica de forma adecuada, puede ocasionarnos lesiones, desde las ‘famosas’ agujetas, microlesiones del músculo cuando este se somete a un esfuerzo excesivo cuando este no está acostumbrado a ello; hasta lesiones por exceso de ejercicio (lesiones musculares, ligamentosas o tendiditis), producidas por sobrepasar la capacidad de resistencia que tiene nuestro organismo; pasando por lesiones agudas, ocasionadas por malas posturas, caídas, torceduras o traumatismos.

Con todo ello, tanto si eres una mujer que suele practicar ejercicio físico, como si has decidido recientemente iniciarte en la práctica de algún deporte, especialistas en traumatología como el doctor Ángel Amilibia recomiendan tener en cuenta los siguientes consejos para evitar lesiones:

  1. Si eres principiante, inicia la práctica del deporte de forma gradual. Debemos dar margen de tiempo a nuestros músculos para que incrementen su potencia y capacidad de resistencia mediante la aparición de más células musculares y el aumento de la resistencia de las mismas.
  2. Calentar antes de comenzar a hacer ejercicio es primordial. Los ejercicios de calentamiento contribuyen a generar un mayor flujo de sangre que oxigenará nuestros músculos en mayor proporción, preparándolos adecuadamente para soportar el esfuerzo.
  3. Tampoco debemos frenar en seco la actividad física. En lugar de parar de forma brusca, desaceleremos el ritmo de modo paulatino unos cinco o diez minutos antes de parar por completo. Es importante dejar enfriar el cuerpo de forma gradual.
  4. También es importante realizar estiramientos antes y después del ejercicio. Estirar bien los músculos antes de la actividad física los provee de elasticidad. De igual modo, al finalizar, contribuye a una recuperación normal de la circulación sanguínea. Al estirar debemos hacerlo sobre todo en ciertas partes del cuerpo como son los muslos, las pantorrillas, la espalda y los hombros.
  5. Mantener una adecuada hidratación cuando hacemos ejercicio es vital para evitar golpes de calor y que nuestro organismo funcione de forma correcta.
  6. Practicar la actividad física, sobre todo cuando nos iniciamos en la misma, de la mano de un experto que nos asesore sobre cuál es la mejor posición y forma de ejecutar la actividad, es también determinante, para así evitar futuras lesiones.
  7. La práctica de ejercicio físico debe realizarse estando descansado. Descansar bien es importante, pues si nuestro organismo está cansado, no va a responder igual, y el riesgo de sufrir lesiones aumenta.
  8. Igual que en el caso anterior, la alimentación es fundamental. No haber comido bien o lo suficiente puede provocarnos mareos y desmayos. Asimismo, debemos introducir o aumentar la ingesta de carbohidratos antes de realizar ejercicio.
  9. En el gimnasio, antes de empezar a realizar actividad física en ‘máquinas’, debemos prestar atención a que estas estén en perfecto estado, así como que sea, o esté regulada, de forma adecuada a nuestra altura y peso para nuestra seguridad no peligre en ningún momento.
  10. Por último, tanto la ropa como el calzado que utilicemos deben ser adecuados a la actividad que realicemos.

Así, seguir estas recomendaciones es importante para evitar posibles consecuencias negativas de una práctica tan positiva como es realizar ejercicio físico. Poniendo en práctica estos consejos evitaremos lesiones que afecten a nuestro bienestar físico, así como sus ‘daños colaterales’ a las personas que dependen de nuestros cuidados.

Con ello, desde Tu Vida On te animamos a practicar deporte conforme a estas premisas. Nos importa tu bienestar. Este es determinante también para el bienestar de tu familia, sobre todo si tienes hijos pequeños o padres con cierto nivel de dependencia y requieren tus cuidados. En este sentido, si deseas garantizar que tengan los cuidados que se merecen, incluso, en los momentos en que por una lesión u accidente no puedas dárselos tú misma, te invitamos a que consultes las coberturas que ofrece el seguro de vida para mujeres Tu Vida, un seguro de vida para mujeres que además de las coberturas habituales de un seguro de vida, ofrece también servicios de asistencia familiares que garanticen su cuidado en caso de que una lesión te impida a ti proporcionárselos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here