A pesar de ser la estación más activa y atractiva del año para muchos, el verano provoca también un aumento de las inseguridades.

Con recordatorios publicitarios constantes para tener el cuerpo perfecto, puede ser un desafío, incluso, para las mujeres seguras y a gusto con su físico, no volverse autocríticas en esta época del año. Muchas personas comienzan una dieta muy severa para perder peso y verse mejor  de cara al verano y acaban obsesionándose con su aspecto físico. De ahí, surgen desórdenes alimenticios.

Los trastornos alimenticios describen enfermedades que se caracterizan por hábitos alimentarios irregulares y una angustia grave o preocupación por el peso o la forma del cuerpo. Una ingesta inadecuada o excesiva de alimentos, puede dañar el bienestar de una persona. Las formas más comunes de trastornos de la alimentación incluyen anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y trastorno por atracón, y afectan tanto a mujeres como a hombres.

        – Anorexia Nerviosa: Por lo general, se caracteriza por un miedo obsesivo a ganar peso, la negativa a mantener un peso corporal saludable y una percepción poco realista de la imagen corporal. La anorexia puede tener efectos dañinos para la salud, como daño cerebral, insuficiencia multiorgánica, pérdida ósea, dificultades cardíacas e infertilidad.

        -Bulimia nerviosa: Se caracteriza por atracones repetidos seguidos de conductas que compensan el exceso de comida, como vómitos forzados, ejercicio excesivo o uso extremo de laxantes o diuréticos. Las personas que sufren de bulimia pueden temer el aumento de peso y sentirse muy infelices con el tamaño y la forma de su cuerpo. El ciclo de atracones y purgas se realiza en secreto, creando sentimientos de vergüenza, culpa y falta de control. La bulimia puede tener efectos perjudiciales, como problemas gastrointestinales, deshidratación grave y problemas cardíacos derivados de un desequilibrio electrolítico.

        -Trastorno por atracón: Se caracteriza por episodios de ingesta compulsiva de forma recurrente. En cada episodio, el individuo ingiere una cantidad de comida muy superior a la mayoría de la gente y después experimenta un sentimiento de culpa. Sin embargo, a diferencia de la bulimia nerviosa, los episodios de atracones no son seguidos por conductas compensatorias, como la purga, el ayuno o el ejercicio excesivo. Debido a esto, muchas personas que sufren de TPA pueden ser obesas y tener un mayor riesgo de desarrollar otras afecciones, como la enfermedad cardiovascular.

En Tu Vida ON, creemos que nuestro cuerpo no marca lo que somos, que tenemos que cuidarnos para estar mejor, pero no ser sometidos por la dictadura de la talla o el espejo. Lo importante es rodearte de personas que te apoyen y fomenten el pensamiento crítico en respuesta a mensajes negativos cuando te encuentres con ellos. Estamos aquí para informarte porque nos importa tu bienestar y el de tu familia. En este sentido, si deseas garantizar que tu familia tenga los cuidados que se merece, incluso, en los momentos en que no puedas dárselos tú misma, te invitamos a que consultes el seguro de vida para mujeres Tu Vida, que incluye coberturas y servicios que realmente necesitan las mujeres de hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here