Ayer se celebró el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Colon, fecha señalada en el calendario en la que profesionales de la medicina, autoridades sanitarias y organizaciones promueven sensibilizar a la población sobre el cáncer de colon e informar sobre la importancia de adoptar hábitos de vida saludables para la prevención de este tumor. Así mismo, hacen hincapié en la detección precoz ya que, el índice de supervivencia se encuentra entorno al 90%, si se diagnostica a tiempo.

¿En qué consiste el cáncer de colon?

El cáncer colorrectal es aquel que se presenta en el colon o el recto. El colon forma parte del intestino grueso y el recto es el pasaje que conecta el colon con el ano. El cáncer de colon y el cáncer de recto a menudo se agrupan porque tienen muchas características comunes. Los adenocarcinomas representan alrededor del 96% de los cánceres colorrectales. Estos cánceres se originan de las células que producen mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto.

Prevención

“El cáncer de colon y recto es un tumor prevenible”, afirma Emilio Iglesia, presidente de la asociación de pacientes con cáncer colorrectal ‘EuropaColon España’, quien señala que “las personas sanas pueden desempeñar una prevención activa simplemente corrigiendo malos hábitos alimentarios, controlando el consumo de alcohol y realizando una actividad física acorde con nuestra salud de forma constante”.

Algunas claves son llevar una dieta rica en frutas, verduras y leche, así como realizar una actividad física moderada y evitar el exceso de alcohol y tabaco. Cuando  estas medidas de prevención primaria fallan, una segunda oportunidad es la prevención secundaria o screenning, que consiste en la realización de un análisis de sangre oculta en heces por método inmunológico (SOHi), una prueba que puede evitar al paciente la realización de una colonoscopia y que está comprobado que reduce la incidencia y mortalidad de la enfermedad.

¿Quién puede padecer esta enfermedad?

El cáncer colorrectal afecta a hombres y mujeres de todos los grupos raciales y étnicos. Se encuentra con mayor frecuencia en personas de 50 años o más. Sin embargo, la incidencia en los menores de 50 años va en aumento.

El cáncer no solo afecta a los pacientes, sino que sus familias sufren con ellos también.

En caso de padecer la enfermedad, si se produjese el peor de los escenarios, el bienestar de tu familia puede  verse afectado. En este contexto, si te preocupa el futuro de tu familia, quizá sea momento de valorar la contratación de un seguro de vida. El seguro de vida para mujeres Tu Vida puede ser una buena opción. Desde Tu Vida On, te animamos a que consultes sus coberturas y, sobre todo, a llevar a cabo conductas orientadas a la prevención y detección precoz de esta enfermedad. Porque “prevenir es curar”, al cáncer de colon se le puede poner freno. Obstaculiza su aparición con los consejos que damos en este post. ¡Cuídate para poder seguir cuidando a los tuyos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here