A muchas mujeres, una visita temprana al ginecólogo les ha cambiado la vida. En otros casos en los que la visita se realiza con cierto retraso, les ha ocasionado muchos trastornos. Y es que la regularidad con que nos realizamos las revisiones ginecológicas  es determinante para nuestro  estado de salud y, por tanto,  es importante no faltar a la cita.

Los exámenes ginecológicos regulares incluyen el examen pélvico para evaluar la salud de los órganos reproductivos, la prueba de Papanicolaou (Pap) para identificar células anormales en el cuello uterino y un examen de senos.

  • Ecografía transvaginal: es una técnica de alta resolución para evaluar el aparato reproductivo: útero, en especial el endometrio y los ovarios.
  • Papanicolaou: también denominada citología vaginal, se realiza para diagnosticar el cáncer cérvicouterino. Se trata de un examen citológico en el que se toman muestras de células epiteliales, en la zona de transición del cuello uterino, en busca de atipias celulares que orienten a la presencia de una posible neoplasia de cuello uterino.
  • Mamografía: es un tipo especial de radiografía de las mamas. Las mamografías pueden mostrar tumores mucho antes de que tengan un tamaño suficiente para que el paciente o médico puedan percibirlos mediante otros métodos de detección

Antes de la visita al ginecólogo es importante que, tengas claros los temas, dudas o consultas que quieras abordar. Si es necesario, llévalos anotados. Para muchos médicos, como el doctor Richardson, profesor clínico asistente de obstetricia, ginecología y biología reproductiva en la Escuela de Medicina de Harvard, este factor es importante para dirigir el examen de forma adecuada.

Asimismo, el doctor Richardson subraya la importancia de llevar a cabo un registro de tratamientos que hayas llevado a cabo así como un calendario y registro de los resultados de exámenes de detección (mamografía, la prueba de Papanicolaou, las vacunas, la colonoscopia y la exploración de densidad ósea, etcétera.)

Otra cuestión que debemos tener muy presente es que los antecedentes familiares  juegan un papel importante, pues pueden ayudar a identificar un mayor riesgo de desarrollar trastornos y enfermedades, incluidos ciertos tipos de cánceres ginecológicos. En este sentido, es importante informar a tu médico.

Desde TuVidaON, alentamos a las mujeres a hacer de su salud una prioridad.

Exámenes médicos regulares pueden evitarnos el desarrollo de enfermedades que no solo afectarían a nuestro bienestar, sino también al bienestar de quienes dependen de nosotros. Si nuestra salud peligra, no podríamos cuidarlos como se merecen.

Así, si ante estas posibles situaciones quieres proteger el bienestar de quienes más quieres, valora la posibilidad de hacerlo de la mano de un seguro de vida para mujeres. Ejemplo de ello es Tu Vida, un seguro de vida de para mujeres especialmente diseñado para proteger a los tuyos en caso de que tú no puedas proporcionarles los cuidados que se merecen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here