Todo afectado por hipertensión arterial (también conocida como HTA) sabe que su cuerpo padece un aumento de la presión arterial de forma crónica siendo un factor de riesgo cardiovascular. Su causa puede deberse a varios factores, desde enfermedades renales hasta sobrepeso. Es por este motivo que todo hipertenso debe cuidar muy especialmente su dieta y vigilar con detenimiento su salud. Bajar de peso disminuye la probabilidad de sufrir una cardiopatía y un accidente cardiovascular.

Si es tu situación, tu médico de cabecera te habrá recomendado acudir a un nutricionista que te ayude a crear un plan alimenticio saludable adquiriendo nuevos hábitos y dejando atrás aquellos alimentos y comida que repercuten de manera directa en el sistema cardiovascular.

Recomendaciones generales para hipertensos

Antes de entrar a hablar en detalle sobre las dietas para hipertensos, es interesante conocer unas recomendaciones previas que ayuden al objetivo de bienestar arterial:

  • Di adiós al alcohol y deja de fumar. No es ningún secreto que el tabaco y el alcohol aumentan la tensión arterial. Es verdad que algunos médicos proponen que una copita de vino al día es saludable pero, dado que queremos bajar de peso, lo mejor es eliminarlo de la dieta.
  • Realizar deporte de manera habitual. No tiene por qué ser una actividad intensa, no es el objetivo, lo que buscamos es, junto con la dieta, bajar de peso y ayudar al corazón a que no realice el esfuerzo al que está sometido. Si nunca lo has tenido como hábito y no sabes cómo empezar, seguramente tu nutricionista podrá darte algunas pautas básicas, sin embargo, siempre podrías acudir a algún centro deportivo o gimnasio en el que te asesoren sobre el ejercicio más apto para tu estado actual.
  • Controlar los niveles de estrés. Pasear o nadar son sólo dos de las muchas actividades con las que podemos realizar ejercicio y liberar estrés al mismo tiempo.  ¿Te animas?

Consejos alimentarios para hipertensos

Por todos es sabido que las principales recomendaciones médicas a este respecto se centran en comer alimentos bajos en grasa así como granos integrales, frutas y verduras. Sin embargo, desde Tu vida ON también queremos comentarte otros puntos importantes en lo que fijarte a la hora de realizar la compra:

  1. Lo primero: la compra. No te olvides de los pasillos en los que encontrarás maravillosos aliados. Las frutas y las verduras frescas deberán ser prioritarios en tu lista.
  2. Cuando selecciones un producto del supermercado, presta especial atención a la etiqueta donde explican el nivel de grasa saturada. Un producto con más de un 20% de grasa se considera poco saludable y nada recomendable para hipertensos.
  3. Selecciona alimentos la soja, el pescado, el pollo (sin piel) o carne magra. Éstos presentan una proteína magra que nos ayudará en nuestro objetivo de pérdida de peso a la vez que nos sacia el hambre.
  4. Los productos hidrogenados o parcialmente hidrogenados presentan un alto porcentaje de grasas saturadas o grasas trans. Si en la etiqueta del producto viene detallado este criterio, no lo eches en tu cesta de la compra.
  5. Igual que prestamos atención en la calidad y composición de los alimentos, debemos poner el mismo cuidado en la manera de cocinarlos. De nada vale comprar pollo si luego lo freímos. Lo recomendable es asar, hornear, hervir, cocinar a la parrilla o las brasas.

Alimentos que ayudan a bajar la tensión

Según diferentes recomendaciones que hacen expertos médicos, si sufres hipertensión, lo más recomendable es que aumentes tu ingesta de vitamina A consumiendo tomate, pimiento, albaricoque, mango, brécol, espinacas… Y también vitamina C con alimentos como naranja, limón, kiwi, fresón, espinacas, berros, canónigos… Estos alimentos son antioxidantes y evitan el envejecimiento de las células de los vasos sanguíneos, por lo que ayudan a bajar la tensión.

Es muy recomendable que en tu dieta para hipertensos también incluyas alimentos como plátano, orejones, patatas y tomates, te aportarán potasio y te ayudarán a regular la eliminación de agua. Si incrementas el consumo de lácteos, brécol, legumbres y almendras, potenciarás tu nivel de calcio, ayudando a mejorar la calidad de tus arterias.

Dieta para hipertensos

  • El primer paso para llevar una dieta para hipertensos sana y equilibrada es disminuir el consumo de sal así como los alimentos que lo contengan. Los frutos secos (salados),  beicon, encurtidos, ahumados, conservas o platos precocinados son algunos ejemplos de productos con alto contenido en sal y que, por tanto, tenemos que eliminar de la dieta. Lo mejor es no añadir sal en la comida. Los alimentos ya suelen presentar una concentración muy baja de manera natural que si eres hipertenso, no es recomendable aumentar. Si necesitas dar sabor a tus platos, te animamos a que cambies la sal por especias o hierbas. Le darán un toque especial a tus platos a la vez que serán más saludables. Aunque al principio puedas costarte un poco, ya verás cómo pronto te acostumbras.
  • Cocina con aceite vegetales, preferiblemente aceite de oliva. Hay que evitar en la medida de lo posible las grasas animales. Productos como los embutidos, carnes grasas y lácteos enteros no pueden aparecer en tu  nevera.
  • Como hemos comentado anteriormente, las frutas y verduras, especialmente las ricas en potasio son perfectas para hipertensos. De igual manera consumir pescado de 3 a 4 veces por semana es una magnífica opción para nuestra meta de reducir peso.
  • ¿Te gustan los yogures? ¡Perfecto ! Si deseas alternarlos con la fruta, por ejemplo en las meriendas, puedes sin problema. Dos raciones de lácteos al día también son beneficiosas para la presión arterial.

Gracias a estos consejos, llevaremos a cabo una dieta cardioprotectora que aumentará el efecto diurético a la vez que bajará la presión arterial. ¡Ahora ya no tienes excusa para no cuidarte! Recuerda que en un principio el cambio de rutina y alimentación supondrá un esfuerzo pero, a medio plazo, tu cuerpo te lo agradecerá y te sentirás fantásticamente.

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí