Hay mucha gente que piensa que la crema solar es solo para personas con la piel muy blanca, y que si tienes una piel más oscura no necesitas protección porque no te quemas. ¡Falso! Todas las pieles sufren los daños causados por el sol independientemente de la melanina que tengan. Incluso las personas de piel oscura necesitan protegerse de los rayos solares, a pesar de que la mayoría no lo hagan por desconocimiento. Por eso, es importante que seamos conscientes de que debemos usar crema siempre, sin importar el color de nuestra piel. Además, usar crema evitará el envejecimiento prematuro que causan los rayos solares en nuestra piel. Así que piensa que la crema no solo te va a protegerte del cáncer de piel, sino que te ayudará a evitar las arrugas.

El verano es la época del año ideal para disfrutar de los días de playa y piscina, tomar el sol, pasear, tomar algo en una terraza, etc. Además, con el buen tiempo llega también el momento en el que tratamos de conseguir recuperar ese bronceado que tanto echamos de menos durante el invierno. Pero, si no tomamos precauciones a la hora de exponernos al sol, estamos poniendo en peligro la salud de nuestra piel. Si quieres evitar los efectos nocivos de la radiación solar y las indeseadas quemaduras, la crema solar debe ser tu fiel acompañante durante estos meses de verano.

Cuando vamos al supermercado o la farmacia en busca de crema solar, normalmente nos encontramos con múltiples opciones y no sabemos cuál es la más adecuada para nosotras. Para saberlo, debemos fijarnos en el valor SPF que aparece en el envase de crema, que generalmente suele ser 15, 30 o 50. Como hay muchos mitos y desinformación con relación a los factores de protección, en Tu Vida On queremos explicarte qué significa el número de SPF del protector solar para que sepas cuál es la mejor crema para ti.

¿Qué es el número SPF del protector solar?

El número de SPF no indica que la crema proteja más o menos ante los rayos solares, ya que para saber eso debemos mirar cuáles son los tipos de rayos que filtra (normalmente UVA y UV). En cambio, lo que sí indica el factor SPF es el tiempo que estaremos protegidos durante la exposición al sol. Pero cuidado, este tiempo no es el mismo para todas, ya que depende del fototipo de la piel de cada persona.

Vamos paso por paso, el fototipo es la capacidad que tiene nuestra piel para asimilar la radiación solar, y se mide en una escala del 1 al 6. ¿Cómo puedo saber cuál es mi fototipo? Es sencillo, debes fijarte en el tono de tu piel, la facilidad con la que se quema o se broncea, el color de tus ojos y tu cabello, y la cantidad de pecas que tienes. Por ejemplo, las personas de fototipo 1 son aquellas muy blancas, que siempre se queman y no consiguen broncearse, con muchas pecas, con el pelo pelirrojo o rubio claro, ojos claros… Este tipo de pieles (fototipo 1) suelen durar si quemarse entre 5 y 10 minutos, por lo que para saber cuánto tiempo están protegidos con un factor 30, deben multiplicar los minutos por el factor. Por ejemplo, 5×30= 150 minutos de protección. Este mismo procedimiento se debe hacer para calcular el tiempo con el resto de fototipos, teniendo en cuenta que a mayor fototipo mayor tiempo estará protegida nuestra piel.

¿Qué factor solar es el recomendado para mí?

Esto depende del fototipo de tu piel y del tiempo que vas a estar expuesta al sol. Si nuestra piel es un fototipo 2 normalmente tarda en quemarse alrededor de 15 minutos, por lo que dependiendo del tiempo que vayamos a estar expuestas al sol podemos usar un factor u otro. Si simplemente vamos a dar un paseo a la playa o a pasar allí un par de horas, un factor 15 serviría. En cambio, si vamos a pasar el día expuestas al sol lo recomendable es usar un factor 30.

¿Cuándo me reaplico la crema?

Otra duda que nos suele asaltar cuando vamos a pasar muchas horas al sol es cuándo reaplicar la crema. Ahora que ya sabemos nuestro fototipo y el factor SPF de nuestro protector solar, podemos calcular el tiempo durante el que estaremos protegidas, por lo que tendremos que aplicarnos más crema cuando superemos ese tiempo de exposición. Sin embargo, no tienes que agotar el tiempo al máximo ya que este es orientativo y puede variar en función de las circunstancias. También es recomendable que después de un baño prolongado nos reapliquemos la crema, ya que a pesar de que la mayoría son resistentes al agua, si no se ha secado bien o hemos sudado ha podido quitarse algo de protector.

Puede que al principio te parezca pringosa o simplemente te de pereza tener que echarte crema cara dos horas, pero debes pensar que exponer tu piel al sol sin ningún tipo de protección puede conllevar problemas muy graves de salud, como puede ser un melanoma. Así que, para no llevarte ningún susto en el futuro y a mantener tu piel sana y joven durante más tiempo

Sobre el autor de “¿Qué significa el número de SPF del protector solar?”

Este artículo ha sido escrito por expertos en el cuidado y protección de la mujer y de lo que más importa a la mujer, entre ello, sus hijos. Tu Vida ON es un blog formado por un equipo de especialistas en seguros de vida para mujeres que se preocupan por tu bienestar y el de los tuyos.

Para garantizar este bienestar, esta protección, este equipo de profesionales ha diseñado Tu Vida, uno de los seguros de vida para mujeres con mejor orientación hacia la protección de la mujer y de lo que más importa a la mujer de hoy en día.

¿Quieres descubrir todo lo que ofrece? ¡Haz el test de Tu Vida! Escoge un capital asegurado, selecciona tu paquete de asistencia de vida diaria y descubre lo poco que costaría gozar de tranquilidad y protección para los tuyos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here