Cuando los especialistas médicos diagnostican una intolerancia o alergia al gluten, el plan alimenticio cambia para la persona celiaca. Es momento de tener cuidado a la hora de comprar y de cocinar debido a que comienza el mejor tratamiento: la dieta sin gluten.

La proteína del gluten está presente en cereales tales como la cebada, el centeno, el trigo o el pan; en bebidas fermentadas o destiladas a través de cereales como la cerveza; en pasta como macarrones o bien en bollos, pasteles y galletas. Además, puede existir una contaminación cruzada (productos libres de gluten pueden, en un momento concreto, mezclarse con alimentos que contengan dicha proteína) y se deben extremar las precauciones. Es muy importante mirar el etiquetado de los productos que vamos a adquirir para asegurarnos que es comida sin gluten.

Mi hijo es celiaco: ¿qué debo hacer?

Cuando nuestro pequeño es intolerante al gluten, en primer lugar debemos contactar con expertos como la Asociación de Celíacos. Dicha institución nos ofrecerá, por ejemplo, un listado acerca de los alimentos permitidos y los prohibidos. Asimismo, es aconsejable comenzar a utilizar harina apta para personas celiacas y así evitar confusiones a la hora de preparar la comida.

En casa debe existir una normalización de lo que sucede y explicar a nuestro hijo que, simplemente, hay alimentos que no puede tomar. Una buena manera para que no se sienta extraño y raro es cocinar juntos, haciendo del momento algo único y divertido al mismo tiempo que aprende qué puede comer. Explicar a través de juegos su nueva dieta de productos sin gluten hará que lo asimile más rápido y de forma amena.

La comunicación es esencial y no hay que dejar de responder a todas sus dudas. De igual modo, hay que concienciar a familiares y a amigos sobre la dieta sin gluten y qué sucedería si toma alimentos no aptos para celiacos.

También es de obligado cumplimiento hablar con profesores y, si acude, con el servicio de comedor para garantizarnos que nuestro hijo está seguro en horario escolar.

¿Y qué comida sin gluten podemos tomar?

Teniendo cuidado con las contaminaciones cruzadas, los alimentos que por naturaleza no contienen gluten son los siguientes

  • Embutidos tales como cecina, jamón cocido de calidad extra o jamón serrano.
  • Pescados frescos y congelados sin rebozar, así como mariscos y pescados en conserva al natural o en aceite.
  • Carne congeladas y en conserva al natural.
  • Leche y derivados como yogures naturales.
  • Verduras, tubérculos y hortalizas.
  • Huevos.
  • Frutas.
  • Mantequillas y aceites.
  • Miel.
  • Legumbres.
  • Arroz.
  • Frutos secos crudos.
  • Vinagre de vino.
  • Vino y bebidas espumosas.
  • Café en grano o molido.
  • Infusiones.

De igual modo, también hay alimentos que por su composición no son aptos para celiacos, pero se pueden encontrar en el mercado sin gluten como el pan o la pasta.

Por ejemplo, un día de nuestra dieta sin gluten puede ser:

Primer plato

Ensalada o bien verduras a la plancha y salteadas.

Segundo plato

Pescado a la plancha o bien huevos fritos

Postre

Fruta o helado sin harina

Para una correcta dieta sin gluten debemos tener cuidado con los productos, ya que algunos pueden contener trazos de gluten. Ante la duda, no ingerir el alimento y acudir a un especialista que indique lo apropiado para los celiacos.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previo4 normas imprescindibles si vas a la piscina con tus hijos
Siguiente artículoCómo dejar a tus hijos adolescentes solos en casa estas vacaciones y no llevarte un disgusto

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí