¿No sabes qué hacer con tanta comida? La basura no es una opción cuando se pueden hacer grandes recetas con lo que ha sobrado de la cena familiar. Por ello, hemos elaborado un listado de 5 platos que no dejarán indiferente a nadie.

5 recetas de comida fáciles y rápidas

Croquetas de langostinos

Si en tu casa han sobrado langostinos no te preocupes. Para aprovecharlos, ¿qué tal unas croquetas caseras? Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de langostinos frescos
  • 430 ml de leche
  • 2 dientes de ajo
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • Pimienta
  • Huevos
  • Sal

Lo primero es pelar los langostinos. Una vez hecho y si lo deseas, elabora un fumet de pescado. Para ello, coge las cabezas y las cáscaras para cocerlas en la leche a fuego medio.

Ahora, coge una sartén y echa aceite para dorar los ajos picados. Seguidamente, se añaden los langostinos previamente pelados. Cuando estén hechos, toca reservar.

No hace falta cambiar de sartén para el siguiente paso. Echa unas 4 cucharadas de aceite de oliva y otras 4 de harina. Cocínalas durante unos minutos a fuego medio y cuidado de que la harina no tenga sabor a crudo. Deposita la leche paulatinamente y, con ayuda de unas varillas, remueve todo teniendo el fuego al mínimo. Evita los grumos y no pares de moverlo hasta obtener la bechamel.

Es el momento de añadir sal, un poco de pimienta y echar los ajos y langostinos previamente reservados. No pares de mover hasta conseguir que todos los ingredientes estén perfectamente aunados. Una vez terminado, pon el resultado en una fuente grande y deja que se enfríe. ¡Eso sí, antes tápalo correctamente!

Cuando ya esté frío, es momento de hacer las croquetas. Haz una bola y pásala por huevo batido y pan rallado. Para terminar, fríela en aceite. ¡Ya tenemos una deliciosa croqueta!

recetas de comida

Pan de chistorra

Si sobró pan en la cena, no lo tires y saca provecho de la siguiente manera. Precisas de:

  • Una barra de pan
  • Chistorra, a poder ser igual de largo que la barra
  • Jamón york
  • Queso rallado grueso
  • Queso
  • Cebolla

Es muy sencillo y rápido de hacer. El primer paso es precalentar el horno a una temperatura de 160ºC. Ahora, toca cortar la barra en tantos trozos como desees y retirar la miga con cuidado porque no se debe abrir. Es momento de introducir la chistorra por el agujero y si no puede avanzar con facilidad utiliza palillos de brocheta. Si no tienes, realiza pequeños cortes para ayudar a introducirla.

Dichos cortes van a ser muy aprovechados porque por ahí se introducirán pequeñas porciones de queso y de jamón york. Seguidamente, echa por encima cebolla y queso rallado. Solamente queda hornear el bocadillo a 160ºC unos 10 minutos, lo justo para que el queso se funda.

Kebab de cordero

Una comida perfecta y rápida para aprovechar el cordero que ha sobrado. Es muy sencilla de realizar y suele gustar tanto a mayores como a pequeños. Para elaborar un kebab solamente necesitarás:

  • Carne de cordero
  • Pan de pita
  • Tomate
  • Lechuga
  • Cebolla
  • Salsa de yogur

Calienta la carne en una sartén con muy poco aceite y, si quieres, junto a especias morunas. Hay que trocear el cordero y así tener pequeñas porciones. Una vez hecho, abre el pan de pita y comienza a echar todos los ingredientes en la medida que estimes oportuno.

La salsa de yogur está disponible en cualquier tienda, pero si quieres hacerla casera deberás tener cerca:

  • Un yogur griego
  • Mayonesa (la misma cantidad que de yogur)
  • Un diente de ajo rallado
  • Una pequeña cuchara de perejil picado
  • Azúcar (media chuchara)
  • Sal (media chuchara)
  • Comino molido

¡Y ahora solamente queda mezclarlo todo correctamente! Asimismo, ¿qué tal añadir un poco de curry para darle un sabor distinto?

Receta de mousse de turrón

Una buena manera de comer el turrón y que no sobre es con un rico mousse. ¿Te animas a hacer uno? Necesitas lo siguiente:

  • 250 gramos de turrón blando
  • 150 gramos de nata montada
  • 50 gramos de nata
  • 2 claras
  • 2 yemas de huevo
  • Una hoja de gelatina

¡Es muy fácil! Lo primero es calentar la nata para así verterla sobre las 2 yemas. Después, añade la gelatina previamente hidratada y aúnalo todo. Agrega el turrón y tritúralo para conseguir una mezcla perfecta. Posteriormente, deja que repose en el frigorífico hasta conseguir la textura apropiada.

El siguiente paso es montar las claras con el azúcar y echar el resultado sobre la mezcla del turrón con mucho cuidado. Con la nata se hará lo mismo para terminar mezclándolo todo. Divídelo en varios cuencos y deja reposar antes de consumir.

recetas de comida

Pimientos del piquillo rellenos de merluza y langostinos

Además de croquetas, hamburguesas o albóndigas, una gran alternativa para aprovechar las sobras de comida es haciendo unos deliciosos pimientos rellenos. ¿Cómo? Primero ten a mano lo siguiente:

  • 250 gramos de merluza
  • 250 gramos de langostinos
  • 450 ml de leche
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • 2 dientes de ajo
  • Pimientos del piquillo
  • Cebolla
  • Vino blanco
  • Aceite
  • Sal

En una sartén con poco aceite hay que echar dientes de ajo finamente picados y cuando hayan pasado unos minutos se agregará la cebolla, previamente picada. Así, se deja sazonar y rehogar. Observa la cebolla, ¿está blanda? Entonces es momento de añadir vino blanco y dejar reducir para conseguir que se evapore el alcohol.

Por otro lado, se pelan los langostinos y se reservan las cabezas. Trocea tanto la merluza como las gambas y cuando termines añade las porciones a la sartén con el ajo y la cebolla. Deja pasar unos minutos pero sin necesidad de que se hagan del todo.

Ahora, coloca en una sartén las cabezas de los langostinos dejando sazonar. Cuando se doren, echa un poco de agua (o vino) y pasados unos minutos retira las cabezas sobre un colador y reserva el jugo elaborado.

Lo siguiente será poner en una sartén la mantequilla para que se funda. Se deposita la harina y se remueve. Paulatinamente se incorpora leche templada hasta conseguir que a la masa le cueste muy poco cerrarse. Agrega merluza, los langostinos y el jugo de las cabezas, mézclalo todo y pruébalo para saber si le falta esa pizquita de sal que tanto te gusta.

Hay que enfriar la masa en un recipiente y taparla para que se forme costra. Mientras el frigorífico cumple con su objetivo, se vacían los pimientos de piquillo para rellenarlos posteriormente cuando la masa esté fría.

Una vez realizado el paso anterior, se hornean durante unos 10 minutos y a una temperatura de 180ºC.

No tires la comida que sobra de las grandes cenas de Navidad. Con ella se pueden realizar grandes platos como has podido comprobar. Por ejemplo, puedes emplear la carne para lasañas, canelones y salsas boloñesas; la verdura para caldos y ensaladas; y el pescado para hamburguesas y sopas. Además, con los productos sin gluten también se consiguen deliciosos menús aptos para toda la familia. ¡Todo tiene provecho!

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoPlanes culturales para disfrutar con los niños en Navidad
Siguiente artículoTest: ¿es mi hijo hiperactivo?

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí