Seguro que muchas de vosotras en alguna ocasión habéis tenido la tentación de ‘ahorrarse unos euros’ adquiriendo la imitación o falsificación de algún producto. Y en algunos casos, seguro que varias de vosotras habéis ‘caído en la tentación’. Pero no solo con productos de moda o accesorios, sino también con perfumes y cosméticos.

Aparte del impacto económico que ello tiene para las marcas, el mercado y el empleo, el hecho de utilizar productos falsificados que entran en contacto con nuestra piel puede tener consecuencias perjudiciales para la salud.

Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, organizó a finales del año pasado unas jornadas en las que reunió a un grupo de autoridades y expertos para advertir de los riesgos de utilizar perfumes o cosméticos falsificados.

Según la asociación, los perfumes y cosméticos falsificados pueden contener ingredientes fraudulentos que pueden producir efectos perjudiciales como alergias, intolerancias, manchas en la piel o quemaduras por el sol.

En este sentido, Val Díez, doctora en Farmacia y directora general de Stanpa, aseguró en el encuentro la importancia de ser conscientes de que “los perfumes mezclan en diferentes proporciones numerosos componentes para aportarnos, tanto ese valor aromático que nos agrada, como la durabilidad adecuada. Esos ingredientes, sean de origen natural o científico, han de ser fabricados bajo estrictas garantías y han de someterse a estrictos controles para asegurar su calidad y su seguridad”.

Y es que para la creación de un perfume, se han de seguir una serie de procesos que confieren garantías al producto. A escala internacional, hay establecidos unos estándares con el objetivo de asegurar que todas las esencias y componentes de un perfume son seguros. Se trata de los estándares de IFRA, de la International Fragrances Association, avalados por el Centro de Investigación Científica de la industria de las fragancias (RIFM).

Los estándares IFRA están basados en evaluaciones de riesgo realizadas por un panel de expertos independiente que, hasta el momento, han regulado más de 180 ingredientes de perfumes.

Los laboratorios y equipos científicos empleados por los fabricantes de perfumes han de cumplir, al menos en el marco europeo, con una exhaustiva regulación orientada a asegurar que las instalaciones y procesos donde se fabrican las fragancias son legales y seguras, del mismo modo que los son los ingredientes. Asimismo, esta regulación se dirige también a garantizar la transparencia en el etiquetado y la información al consumidor.

Según asegura Stanpa, en relación a la seguridad, la evaluación del perfume tiene por objeto:

  • Evitar alergias, intolerancias, fotosensibilidad, manchas o pigmentaciones.
  • Contar con protección frente a la luz solar.
  • Superar las baterías habituales de toxicología humana
  • Respetar la sostenibilidad del medio ambiente

Riesgos de los perfumes falsos frente a los perfumes originales

En un análisis comparativo de perfumes auténticos y falsificados llevado a cabo por Stanpa de la mano de un laboratorio internacional especializado, se observaron múltiples diferencias en la composición entre los perfumes originales y los falsos. Frente a los más de 80 componentes que tiene un perfume original, las falsificaciones apenas alcanzan los 20 o 25, los cuales, son en su mayoría distintos, pues solo un 10 por ciento de los ingredientes encontrados en los productos originales aparecen también en los falsificados.

Según destaca la asociación, los perfumes falsificados contienen en su mayoría agua, en una proporción de hasta el 50 por ciento, así como etanol industrial o de baja pureza como disolvente. En algunos de los perfumes analizados, aparece dietilenglicol, sustancia tóxica cuyo uso está prohibido en cosméticos excepto en el caso de trazas y también se detecta la posible presencia de otras sustancias prohibidas.

¿Y cómo enmascaran esta fórmula? Añadiendo algunos componentes aromáticos básicos como el geraniol o el citrol.

Asimismo, Stanpa señala que los perfumes falsificados no tienen filtros UV, lo que puede dar lugar a fotodegradación y a generar sustancias de riesgo para la salud que produzcan dermatitis, reacciones alérgicas o manchas en la piel, entre otros.

En este sentido, te animamos a mantener precaución ante la utilización de determinados productos que puedan resultar perjudiciales. Desde Tu Vida On queremos que te protejas ante cualquier riesgo que afecte a tu salud y bienestar. ¡Y protege también a los tuyos! Asegúrate de que los productos de perfumería y cosmética que utilizas o regalas cumplen con todas las garantías.

Y es que si la protección y el bienestar de los tuyos te preocupa, asegúralo. ¡En todos los aspectos! ¡No escatimes cuando se trata de proteger a tu familia! Piénsalo: un seguro que te proporciona ayudas para ti y tu familia cuando tú no puedas hacerte cargo de todo lo que normalmente haces y por tan poco. Así es Tu Vida, desde tan solo 7€/mes puedes contar con un seguro de vida para mujeres que, adicionalmente a las coberturas habituales por fallecimiento o incapacidad, ofrece también la posibilidad de proteger a los tuyos con coberturas adicionales de asistencia. Para que tus hijos, padres en situación de dependencia e, incluso, mascotas, reciban los cuidados que se merecen en aquellos momentos en los que tú no puedas proporcionárselos. ¡Infórmate!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here