Varios estudios aseguran que su aprendizaje a edades tempranas tiene muchos beneficios en el desarrollo motriz e intelectual de los niños.

Dice la expresión que la música amansa a las fieras. Pues, según los últimos estudios de Brains International Schools, habría que añadir que también tiene grandes beneficios para su desarrollo motriz e intelectual, siempre que entendamos por fieras a los más pequeños de la casa. El contacto con la música desde edades tempranas favorece que los niños tengan respuestas cerebrales más sofisticadas. Algunos de los beneficios más destacados son: mayor capacidad de concentración, incremento de la memoria y la creatividad, desarrollo de habilidades motoras, reducción del estrés y una mayor facilidad para socializar.

Los niños que han tenido una educación musical desde edades tempranas tienen una mayor capacidad de concentración y atención a los detalles. Esto se debe a que la música estimula áreas del cerebro que difícilmente se pueden ejercitar de otra manera. Por otro lado, la música también incrementa la memoria de los más jóvenes. ¿Cómo? Pues mediante la práctica con un instrumento. Al tocar la guitarra, por ejemplo, entran en juego tres tipos de memoria:  la memoria visual, la muscular y la auditiva, que interactúan en un complejo proceso intelectual. Esta práctica diaria contribuye al desarrollo de la memoria desde un punto de vista más general.

La práctica también desarrolla la capacidad motora. Tocar un instrumento ayuda a interiorizar y desarrollar la coordinación. Algo muy positivo para el crecimiento de los niños. A todo esto, como efecto colateral, hay que añadirle la confianza en uno mismo que consiguen mediante la práctica de un instrumento. Para ellos, trabajar, practicar y conseguir sus metas es un elemento muy positivo que les ayuda a estar más seguros de sí mismos.

Motivación, placer, felicidad… son cualidades que la música hace aflorar en cada uno de nosotros. Cuando los niños se educan en la música, aprenden a sacar de ella lo mejor. Según los datos aportados por la escuela, la música también estimula el desarrollo del área cerebral implicada en la motivación, el placer y la recompensa. Por ello, reduce el estrés.

Ahora bien, ¿qué métodos puedo emplear para introducir a mi hijo en la educación musical? A continuación, os damos una serie de consejos para introducir a vuestros pequeños en la música:

Cantar con ellos

El niño o la niña, mientras canta, enriquece su vocabulario. Es recomendable que les cantemos y les pongamos canciones infantiles. Cualquier momento es bueno (mientras le cambias el pañal, mientras le preparas la comida…). Tu hijo o hija tarde o temprano recitarán la canción al completo, mejorando poco a poco su lenguaje.

Mozart como profesor

La música de Mozart tiene efectos en el crecimiento de los más jóvenes. Muchos de ellos, inesperados. Un estudio de la Universidad de California asegura que, con la música del compositor austríaco, el coeficiente intelectual aumenta y crece en el contenido de calcio y dopamina en el cerebro. Algo que provoca un estado de calma y serenidad. El mejor momento para ponerle esta música es cuando tenga un berrinche.

Y, cómo no, bailar

La danza estimula el equilibrio y el desarrollo neuro-motriz. Los niños que escuchan música rítmica y bailan son adultos más coordinados. La mejor forma de hacer que tu hijo baile es ponerte delante de él y pedirle que copie tus pasos. Trata de que los movimientos sean sencillos. Y después, ¡que el profesor sea él! Anímale a que improvise una serie de movimientos mientras tú los copias.

Por último, siempre música de fondo

Cuando tu hijo o hija esté pintando, jugando en el jardín o simplemente relajado en su cuna, ponle un poco de música. Varios estudios aseguran que el mero hecho de escuchar a diario algo de música clásica, mejora la memoria.

Estos sencillos trucos pueden ayudar a mejorar la capacidad motriz e intelectual de tus hijos. Una simple canción de Bob Esponja o un baile en el salón con tu hija o con tu hijo puede tener más beneficios para su desarrollo y su educación de los que te esperas. La música es tu mejor aliado, y varios estudios lo avalan.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoCómo mejorar la calidad del sueño de nuestros mayores
Siguiente artículo¿Qué comer con este calor?

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí