¡La naturaleza es sabia! ¿Te has fijado que no todos los alimentos se pueden consumir en la misma época del año? Esto se debe a que cada estación cuenta con unos platos estrella y con unos alimentos concretos. Si quieres descubrir qué alimentos son los más saludables para ti y tu familia según la estación del año en la que te encuentres, te aconsejamos que sigas leyendo.

Empezamos por el invierno

alimentos saludables

Al ser la época del año más fría, nuestro cuerpo nos pide alimentos ricos en carbohidratos, grasas y proteínas, esto se debe a que necesitamos energía extra para poder calentar nuestro cuerpo. Los niños necesitan estar protegidos ante las inclemencias del mal tiempo, ya que son los más vulnerables junto con nuestros mayores. ¡Anticípate y cuida a los que más quieres!

Los caldos de verduras y sopa calientes, estimulan la circulación sanguínea y nos aportan hidratación y, puesto que en invierno la cantidad de líquidos que ingerimos es mucho menor, esto es un plus para nuestro cuerpo. Los purés de verdura de temporada nos aportan la energía necesaria para afrontar el día, puedes hacerlos de calabacín, berenjena, espinas, calabaza, entre otros. Y por último los potajes y estofados, son platos muy típicos de invierno que nos ayudan a aclimatar el cuerpo.

Algunas de las frutas de invierno que puedes consumir para complementar las comidas son: chirimoyas, castañas, uvas, peras, mandarinas y almendras.

En primavera, tu cuerpo te pide una limpieza

alimentos saludables

Con la llegada de la primavera y la desaparición de los días de heladas y nieve, toca rebajar la cantidad calórica de los alimentos que ingerimos. ¡Al igual que con la naturaleza, nosotros tenemos que transformar nuestro cuerpo! En esta estación del año, las verduras de hoja verde predominan en la mesa, tales como las acelgas, espinacas, espárragos, puerro y lechuga o escarola.

Los cereales y las legumbres, son un complemento ideal para esta época del año, los arroces y la quínoa, así como las lentejas y guisantes, ayudan a nuestro cuerpo a mantener un equilibrio saludable y nos preparan para la siguiente estación donde nos tenemos que proteger de las altas temperaturas.

Las frutas que te aconsejamos para la primavera son los fresones, naranjas, limones, cereales, melocotones y plátanos.

Con el calor del verano, lo mejor para tu cuerpo es…

alimentos saludables

En los días donde el calor agobia y nuestro cuerpo se recalienta, lo que mejor nos sienta es algo fresquito. Los alimentos en verano tienen que hidratarnos y refrescarnos, por eso es importante evitar los alimentos que tengan un algo contenido en grasas y proteínas.

Las ensaladas de hoja verde, de pasta fría o de cereales, como el arroz integral, son ideales para esta estación, ya que constituyen una alimentación fresca y liviana. Sin olvidarnos del agua, un elemento muy importante que tiene que estar presente en nuestra dieta para evitar la deshidratación y los mareos. En este punto en concreto, tenemos que tener especial cuidado con nuestros hijos, ya que al igual que ocurre en invierno, se encuentran entre los grupos más vulnerables. ¡Cuidemos nuestra alimentación y la de nuestros hijos, para que nos les falte de nada!

El otoño, una estación de continuos cambios

alimentos saludables

Con los cambios de temperatura que caracterizan a esta época del año, nuestro cuerpo nos pide alimentos ricos en vitaminas y nutrientes que nos ayuden a proteger nuestra salud y la de los miembros de nuestra familia. Además, volvemos de una temporada vacacional y la vuelta a la rutina y a nuestras actividades cotidianas, supone un extra de energía, tanto física como mental; la vuelta al cole de nuestros hijos es un claro ejemplo de ese aporte de energía más que necesario.

Necesitamos ingerir alimentos que nos ayuden a fortalecer nuestras defensas y nos preparen para la siguiente etapa estacional de frío. Los pescados azules, son ricos en grasas poliinsaturadas Omega 3, lo que nos ayuda a crear colesterol “bueno”, HDL y, lo más importante, nos ayuda a controlar que el colesterol LDL o “malo” no aumente.

Los frutos secos, las setas de temporada y las uvas, son tres alimentos que se caracterizan por la abundante energía que nos aportan a nuestro organismo.

Para que la salud de tu familia esté siempre protegida y preparada durante los cambios estacionales, te recomendamos que aproveches los nutrientes que los alimentos característicos de cada época del año nos ofrecen. Y, ¿tú cómo proteges a tu familia de los imprevistos del día a día?

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previo¿Qué implica un aumento de peso para el futuro de nuestra familia?
Siguiente artículoRiesgos de no revisar la caducidad de los medicamentos

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí