Ante la inminente vuelta al cole, transmitamos ilusión a nuestros pequeños frente esta nueva aventura. Descubre una serie de consejos y recomendaciones elaboradas por algunos de los mejores psicólogos infantiles.

Si hace unos días hablábamos del síndrome postvacacional por la vuelta al trabajo… ¡Hoy toca hacerlo por la vuelta al cole! Sí, los niños también lo padecen, y según apuntan algunos especialistas, de forma más acusada que los adultos. Como señala el psicólogo educativo Jesús Ramírez, “no es fácil el cambio de la diversión y el ocio al trabajo”. Los niños pasan de tres largos meses de cierta ‘indisciplina’ y libertad a tener que regirse por horarios, reglas, responsabilidades…

La adaptación puede ser complicada, sobre todo si el niño comienza el cole por primera vez o ha cambiado de centro o clase. La separación de sus padres o de las personas que le cuidan, el comienzo de una rutina totalmente nueva y el tener que tratar con profesores y niños que no conoce, puede generar en el pequeño cierta ansiedad.

Para tratar de calmar la ansiedad por la separación, tal como apunta Mónica Flores, directora del centro de atención temprana Imagina, lo principal es normalizar la situación, que el niño no perciba que le damos demasiada importancia -sobre todo si a nosotros mismos nos produce cierta ansiedad-.

vuelta al coleAsimismo, en lo que la mayoría de los especialistas coinciden, es que en las semanas antes de la vuelta al cole, debemos motivar a los pequeños ante la inminente nueva ‘aventura’. Que afronte el reto con ilusión, como una oportunidad para hacer cosas nuevas y divertidas y para hacer nuevos amigos con los que jugar. Uno de los trucos que recomiendan es preparar el material junto con tu hijo, que vaya preparando todo su material para poder mostrárselo a sus compañeros.

Por su parte, la psicopedagoga Alicia Herranz, señala que el primer día de colegio es importante que el padre, la madre o ambos, acompañen al pequeño al centro educativo. En este primer día, no hagamos de la despedida un drama. Debe ser cariñosa y breve.

A la salida del cole, pregúntale cómo ha pasado el día, que comparta contigo lo que ha aprendido, a qué ha jugado, con quién… Y demuéstrale entusiasmo ante lo que te cuenta.

Asimismo, en cuanto a los horarios, prácticamente todos los expertos coinciden en la conveniencia de que, con anterioridad a la vuelta al cole, nuestro hijo tenga ya una rutina horaria, acostándose y levantándose temprano. Igualmente, es positivo que durante los días previos estimulemos a los pequeños con ciertas actividades orientadas a lo que van a hacer en el cole como, por ejemplo, leerles un cuento o dibujar.

Aunque tampoco debemos romper de forma abrupta con la rutina veraniega. No dejemos de pasar una tarde en el parque o en la piscina a pesar de haber empezado el cole. En este sentido, “con esta simple actividad, se elimina casi de raíz esa adaptación al nuevo curso”, apunta el experto en psicología educativa Jesús Ramírez.

Por último, tengamos muy en cuenta la importancia del papel de los profesores. Según Alicia Herranz, “los niños deben establecer un potente vínculo afectivo con su profe ya que, a edades tempranas, el aprendizaje está muy ligado a la seguridad emocional. Es básico que perciban positivamente tanto a su maestro como al colegio”. Asimismo, debemos hablar con los profesores. Ante cualquier circunstancia que se dé, plantéale tus dudas e inquietudes, y exponle cualquier cambio que observes en el niño.

Así, con todo ello, preparemos a nuestros pequeños para el inicio de su andadura escolar. Disfrutemos con ellos el último fin de semana de verano y preparémonos para el nuevo curso y la vuelta al cole.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoUn septiembre de sobresaliente
Siguiente artículoOperación ‘post bikini’

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí