Las actividades extraescolares son un refuerzo para el desarrollo y aprendizaje de nuestros hijos, pero no debemos saturarles. Descubre las actividades extraescolares más recomendables.

Las actividades extraescolares no solo ofrecen beneficios a nuestros hijos, sino que nos permiten conciliar nuestra vida profesional y personal. Hay numerosas prácticas, deportes o juegos que pueden ayudar a los más pequeños a desarrollar y potenciar sus habilidades y sus aptitudes. Tocar el piano, jugar al ajedrez o darle patadas a un balón tiene muchos más beneficios de los que nos imaginamos. Aquí te dejamos algunas de las actividades extraescolares más reconocidas y recomendadas para el aprendizaje y desarrollo de nuestros hijos:

La música

Qué duda cabe, la música desempeña un papel fundamental en el desarrollo de los más pequeños. Practicando con algún instrumento, los niños mejoran la creatividad, la coordinación y la destreza. Son innumerables los estudios que abalan los beneficios de tocar un instrumento desde pequeños. El piano, la guitarra, el clarinete… todos los instrumentos son buenos para ayudar al desarrollo de nuestros hijos.

Danza

extraescolares niños danzaYa sea ballet o bailes contemporáneos, esta práctica les ayudará a divertirse y mejorar su coordinación. Se motivarán, querrán hacerlo mejor y podrán expresar sus sentimientos a través de sus movimientos.

Ajedrez

Una práctica muy buena para enseñar a nuestros hijos a concentrarse y a razonar. En el ajedrez hay que pensar en las consecuencias que tendrán nuestras acciones. Los niños aprenden a valorar las situaciones, a resolver los problemas y a prever las consecuencias que tendrán sus movimientos. Además de los beneficios en su desarrollo, el ajedrez es una actividad que podemos compartir con ellos y reforzar los lazos familiares.

Teatro

Se divertirán, se esforzarán, aprenderán a controlar sus emociones, se relacionarán con sus compañeros y estimularán su creatividad. Convertir a nuestros hijos en actores puede ayudarles en muchos aspectos de la vida. Tendrán que concentrarse, que aprenderse el guión, que relacionarse con sus compañeros, que interpretar a otra persona y meterse en la piel de la misma. El teatro es una gran alternativa para que nuestros hijos se lo pasen bien después del colegio.

Deportes de equipo

extraescolares niñosPracticar deportes en equipo, como el fútbol o el baloncesto. Con este tipo de actividades, los niños aprenden a relacionarse, a cooperar entre ellos y a interactuar con sus compañeros. Incrementan su compañerismo y su solidaridad. Pero no solo obtienen beneficios sociales. También físicos, pues desarrollan su coordinación, fortalecen sus músculos y mejoran su función cardiovascular. Ayuda a tu hijo a encontrar su deporte y que empiece a crear amistades que durarán años.

Idiomas

¿Quién no ha ido a clases particulares de inglés? Cada vez, el mundo en el que vivimos está más globalizado. Por ello, los idiomas se han convertido en una herramienta fundamental para el mundo laboral y una forma de eliminar las barreras entre las personas. Durante la infancia, nuestra capacidad de aprendizaje es mucho más elevada y la comprensión del idioma les será mucho más sencillo que durante otras etapas más adultas. Que nuestros hijos aprendan los idiomas desde pequeños les facilitará su comprensión e incluso entenderán mejor su propio idioma.

Natación

Es uno de los deportes más completos, ya que en este tipo de actividad se emplean todos los grupos musculares. Nadar ayuda a controlar el colesterol y a mejorar la función cardiovascular. Los beneficios físicos son incontables: mayor flexibilidad, resistencia, coordinación, fuerza y agilidad.

La pintura

extraescolares niños arteTambién es importante que nuestros hijos desarrollen su lado creativo, artístico. Puede que sus primeras “obras” no sean dignas de Velázquez, pero mientras las pinten, mejorarán su sensibilidad. Además, les ayudará a relajarse, a disminuir la ansiedad y a mejorar su capacidad de concentración.

Artes marciales

Practicar kárate, judo o cualquier deporte de contacto de este tipo puede ser más beneficioso de lo que piensas. Muchas veces le damos un reverso negativo a estas actividades, pero es una actividad muy beneficiosa tanto física como emocionalmente. No solo les otorga mayor confianza en sí mismos, sino que les ayuda a reducir los niveles de estrés. Si tu hijo o hija es muy inquieto, es una buena forma de canalizar toda su energía. Además, aprenden disciplina y respeto. Cualidades que les vendrán muy bien a la hora de relacionarse en el futuro.

Y recuerda, no debemos saturar a nuestros hijos con este tipo de actividades. Que practiquen algún deporte o arte es beneficioso para su desarrollo, pero, en exceso, puede generar estrés y saturación en nuestros hijos. Disfrutar de su infancia debe ser la principal extraescolar de nuestro hijo.

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoRecomendaciones y consejos para mejorar la conciliación laboral
Siguiente artículoCoge la bicicleta y muévete a tu ritmo

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí