La Navidad en cada hogar se inaugura tras poner toda la decoración en familia, un gran momento para compartir y empezar a sentir el espíritu navideño que tanto nos gusta. Para que los más pequeños sean partícipes de todos los tipos de adorno presentes en casa, ¿qué tal hacer vuestra propia decoración?

¿Cómo hacer adornos de Navidad?

Bolas navideñas de papel

¿Qué seria del árbol de Navidad sin las bolas decorativas? Su confección es muy sencilla y toda la familia puede participar en su elaboración. Para hacerlas hay que tener a mano:

  • Papel de periódico
  • Papel de seda de colores
  • Cola blanca

¡Es muy sencillo! Primero, hay que arrugar una o varias hojas del periódico, según como quieras el tamaño de la bola navideña. Ahora, se hacen tiras con el papel de seda y se pegan a la hoja arrugada gracias a la cola. Para que pueda ser colgada, no olvides pegar una tira en la parte superior. Una vez secada, ¡toca ponerla!

hacer adornos de navidad

Nieve para decorar las ventanas

El espíritu de la Navidad tiene que llegar a todos los rincones de la casa, incluidas las ventanas. Para darles un toque distinto durante estas fechas tan señaladas necesitas:

  • Papel de tipo puntilla
  • Lápices
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva

Si no dispones de papel puntilla redondeado no te preocupes porque lo podéis hacer en familia fácilmente. Para conseguir el copo perfecto, primero hay que recortar círculos de papel. Posteriormente, se doblan por la mitad dos veces seguidas hasta conseguir una forma triangular.

Ahora, marca sobre el papel las formas que deseas conseguir y finalmente procede a recortar. Despliega el papel para poder ver cómo ha quedado. ¡Toca repetir procedimiento hasta conseguir el número de copos que queramos para nuestra ventana!

Para que luzca en nuestra casa, bastará con fijar el copo con cinta adhesiva para así conseguir quitarlos fácilmente y sin dejar marca. Asimismo, si se te da bien conseguir una forma determinada con tan sólo unas tijeras y un folio, anímate a elaborar muñecos de nieve o árboles para una mayor variedad decorativa.

Estrella de canela

Barato y sencillo de hacer: basta con hacerse con 5 ramitas de canela. Una vez las tengas, colócalas de tal manera que formen una estrella y únelas con pegamento o con un poco de cinta. ¡Y ya está! Ya tenemos un nuevo adorno para decorar el árbol de Navidad y con el añadido de desprender un olor dulce.

Coronas navideñas de algodón

Muy fácil de elaborar en familia. Primero, hay que tener cerca los siguientes elementos:

  • Algodón
  • Un plato de plástico o un trozo de cartón
  • Cinta de raso
  • Tijeras
  • Pegamento

Una vez tengas todo, recorta el centro del plato de plástico o del cartón en forma circular. Ahora es el momento de coger el algodón para ir formando pequeñas bolas. ¡Toca hacer muchas para poder cubrir toda la superficie! Con el pegamento, recubre las dos caras del plato y, si lo deseas, pon doble o triple capa de algodón para conseguir una mayor sensación de relleno.

Si lo estimas oportuno, pon en la parte de arriba cinta de raso en forma de lazo para dar un toque especial para colgarlo posteriormente.

hacer adornos de navidad

Bolas de Navidad forradas con telas

¿Cansada de ver siempre los mismos adornos navideños? ¿Estás pensando en comprar otras esferas navideñas para cambiar? Una buena manera de renovar la decoración es cambiando el aspecto de las bolas de Navidad.

Hazte con las telas que más te gustan y recorta tantos trozos como esferas deseas renovar. Ahora, coloca una bola en el centro de la tela y cúbrela. Utiliza un hilo dorado o cinta decorativa navideña para que se mantenga sujeta y recorta el trozo de tejido que pudiera sobrar.

Cápsulas para las luces

Los más pequeños no pueden realizar esta manualidad solos, siempre necesitarán la ayuda de una persona adulta. Para dar un toque especial al árbol de Navidad, deja de tirar las cápsulas de café y vacíalas por completo. Una vez hecho, colócalas sobre las luces y tendrás una decoración distinta, chula y muy llamativa. De este modo, contribuyes a reciclar en casa a través de las tres r: reducir, reutilizar y reciclar.

Todos los anteriores adornos son muy sencillos de hacer y los materiales fáciles de conseguir. A la vez que decoras tu casa con un toque navideño, estarás disfrutando de momentos únicos junto a los más pequeños. ¿Te animas a realizar alguno?

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previoGuirnalda de luces: decora tu casa con productos homologados
Siguiente artículoCuriosidades de la Lotería de Navidad

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí