¿Sabías que al cuarto mes de gestación el bebé ya puede escuchar? ¿Y que a los 2 meses de vida ya tiene la capacidad para captar ritmos musicales? El oído es el primero de los sentidos en desarrollarse y es fundamental estimularlo, pero ¿sabes por qué? En Tu vida ON te explicamos los beneficios de la música.

Escuchar música durante el embarazo

Con tan solo unas semanas de gestación, el bebé tiene la capacidad de sentir las vibraciones musicales. Asimismo, a partir del quinto mes es capaz de oír la voz de sus padres, el sonido proveniente de la madre y el ruido ambiente. Por ello es aconsejable que sus progenitores hablen, canten y escuchen sus melodías preferidas. Además de fortalecer los lazos, al bebé le estimula lo que escucha y le ayuda a desarrollar su sistema nervioso. Es en el último trimestre del embarazo cuando recuerda sonidos y reacciona ante los estímulos de fuera. ¡Vale la pena compartir momentos excepcionales gracias a la música!

música relajante para dormir bebés

Además, en este momento de embarazo es cuando realmente te das cuenta de que un nuevo miembro va a formar parte de tu familia y que va a depender durante los primeros años de vida de ti y tu pareja. Pasarás a ser su centro de apoyo y su medio de interacción con el entorno, que estés sana y te cuides correctamente hará que la atención que regalas a tu bebé sea mejor. ¡Lo más importante para ti es él y para él lo eres tú!

Su importancia durante los primeros meses

Desde que está en el vientre de su madre, el pequeño reacciona y se emociona ante los compases musicales. Puedes optar por toda clase de ritmos, no tienes por qué centrarte solo en música infantil. Lo ideal son canciones sencillas, de poca duración y que incluyan onomatopeyas de animales. Asimismo, también es importante incluir melodías que inviten a bailar.

Es entre los 6 y 12 meses cuando la música favorece a su crecimiento y a su salud, convirtiéndose en un juego divertido. Por ejemplo, podéis jugar juntos a imitar sonidos, moveos de un lado a otro o animar al peque a coger un determinado objeto.

Los beneficios de la música para un bebé pasan por:

  • Cambios a nivel fisiológico: respiración, actividad neuronal, metabolismo o de circulación.
  • Permite un mejor desarrollo del oído.
  • Estimulación de su inteligencia emocional.
  • Aumenta su capacidad de concentración y atención, estimulando la memoria, el razonamiento y el análisis.
  • Favorece la creatividad.
  • Gracias a la música comienzan a hablar antes y se acelera el aprendizaje de idiomas. Además, les ayuda a la comprensión de las palabras.

música relajante para dormir bebés

Melodías para cada momento: música relajante para dormir bebés

Es muy importante saber elegir el momento del día para cada ritmo. Por ejemplo: por la mañana será música con ritmos rápidos mientras que por la noche será más calmada para así ayudar a que se duerma.

¿Sabes cómo reacciona tu peque cuando cambias el ritmo de una canción? Pues te animamos a que lo pruebes y disfrutes de las reacciones que la música provoca en él. A medida que vaya creciendo, el repertorio musical aumenta y se pasa a los juegos de movimiento y una mayor gesticulación. Es decir, hay que incluir palmadas y baile para así estimular el desarrollo psicomotriz. Es conveniente dar total libertad para que el bebé improvise ritmos y sonidos con todo lo que tiene cerca.

La música favorece su creatividad y le transmite valores que le ayudarán a medida que vaya creciendo. Sus emociones son canalizadas a través de melodías, así es como aprende a exteriorizar lo que sucede en su interior. La música te permitirá disfrutar de tus hijos a nivel cultural y emocional, y os ayudará ambos a crecer sanos y felices. ¿A qué esperar para compartir este bello arte con los pequeños?

¿QUIERES GANAR UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE?
Únete al programa de embajadoras de Tu vida ON
SABER MÁS
Artículo previo¿Por qué los mayores duermen menos tiempo?
Siguiente artículoDescubre las propiedades terapéuticas de la brecina

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí