Contar con un profesor particular que acuda a tu domicilio, te aportará muchas ventajas para el desarrollo educativo e intelectual de tu hijo en el caso de no poder acudir a clase debido a haber sufrido un accidente de cualquier tipo, algo muy común en los niños de hoy en día, debido a la multitud de actividades que realizan como patinar, practicar fútbol o baloncesto.

Las madres asociamos el uso de profesores particulares a la necesidad de apoyar a sus estudiantes cuando éstos no consiguen sacar adelante determinadas asignaturas, en casos de ausencias prolongadas del colegio o incluso, cuando necesitan contar con alguien a su lado a la hora de estudiar. El caso es que no todo el mundo puede permitirse hacer frente a un gasto extra de este tipo, debido a que no suele ser económico, ni mucho menos poner a disposición de tu hijo a un profesional que pase unas cuantas horas semanales con él exclusivamente.

Razones para optar por las clases particulares

No obstante, contar con un profesor a domicilio, va a representar ventajas incluso para estudiantes que estén sacando adelante sus asignaturas sin problema puesto que una temporada sin asistir a clase por un accidente puede hacer que dejen de estar al nivel de sus compañeros de clase. Las ventajas fundamentales que representa la formación complementaria son:

  • Contar con un profesor particular va a hacer que la formación esté bien asimilada. Así mismo, también se sentirá apoyado durante todo el proceso.
  • Un profesor particular va a poder reforzar al estudiante en sus puntos débiles.
  • El alumno adquirirá todos los conocimientos necesarios.

Uno de los principales fallos que tiene el sistema educativo actual es el de evaluar los conocimientos de los estudiantes de forma global, sin tener en cuenta que si un ejercicio no estaba bien realizado, éste va a repercutir en la asimilación de conceptos posteriores, puesto que se sustentarán sobre algo no aprendido.

Cuando contamos con un profesor particular a domicilio, estaremos eliminando este tipo de riesgos, ya que según vaya detectando fallos, e incluso lagunas formativas, podrá reforzar esas áreas. Esto va a ayudar a que el alumno no se sienta perdido según vaya aumentando la complejidad, si el alumno entiende la base, será mucho más fácil que pueda asimilar el resto de conocimientos.

Un profesor particular motivará a los estudiantes

Contar con un profesor particular a domicilio ayudará a incrementar la motivación de los alumnos. ¿Cómo cómo se consigue hacerlo?

  • Definiendo qué se va a enseñar y cómo.
  • Adaptando la formación a las características personales del alumno.
  • Haciendo que el nivel formativo se adapte a las características requeridas por el alumno su entorno y centro en el que desarrolle sus estudios.

Un profesor particular va a aportar un valor añadido en la enseñanza de tu hijo y más en casos donde debido a una enfermedad o a un accidente, no pueda atender a sus clases.

Qué va a enseñar un profesor particular

Es fundamentar que el profesor particular consiga conectar con el alumno para lograr que asimile la información de manera correcta, creando un vínculo que permita que el alumno aprenda y sea productivo.

Es decir, no es lo mismo dar clase a 30 alumnos al mismo tiempo (como suele ocurrir en los colegios e institutos), que facilitar una formación mucho más personalizada.

Contar con un profesor particular, va a hacer que éste empatice con el estudiante, conociendo mejor sus circunstancias y características personales. Además podrá ayudarle con las dificultades que le puedan surgir en pos del éxito del alumno

Si estamos hablando de asignaturas complejas, como: matemáticas, física, química  etc que para algunos alumnos serán historia, geografía, filosofía…. Contar con un profesor particular, nos va a permitir que el alumno adquiera mayores conocimientos en la materia, completando la formación que no está recibiendo en el colegio debido a su accidente. Normalmente el temario suele ser mucho más extenso y arduo que el tiempo con el que se cuenta en las horas lectivas para asimilarlo. Esto provoca que muchas veces, no se pueda dedicar tiempo a contar anécdotas, curiosidades etc, potenciando que el alumno recuerde durante más tiempo lo aprendido.

Potenciar las características personales del alumno

Uno de los aspectos principales que debe tener un profesor particular es el de contar con una gran inteligencia emocional. Cada alumno es un mundo, y cuenta con diferentes características personales, habilidades a la hora de aprender, haciendo que sea más o menos susceptible al estrés. Un profesor particular, puede aportar al alumno el apoyo racional y emocional que necesita.

Si potenciamos las emociones y sentimientos del alumno y conseguimos que se cree un vínculo fuerte con el profesor, todo le resultara más fácil y pondrá más interés para conseguir mejores resultados, se va a sentir capaz de realizar las tareas que sean necesarias consiguiendo unos mejores resultados en las calificaciones.

Si desarrollamos la inteligencia emocional, conseguiremos reducir el miedo y/o pánico ante las evaluaciones, logrando una mejor actitud para poder afrontar las circunstancias del día a día. Para un alumno, poder contar con una persona en la que confiar, desahogarse y que no sea de su círculo directo, va a hacerle sentirse más seguro, aumentando sus posibilidades de éxito.

Factor Motivación

Por estos factores, entendemos todo lo que rodea al alumno, tanto en su vida escolar como extraescolar. Si queremos analizar la conducta de nuestro hijo en cuanto a su formación, debemos tener en cuenta que si el alumno no encuentra sentido a lo que está estudiando, posteriormente no va a saber aplicarlo, ni dar valor añadido a contar con esos conocimientos. Aquí es donde un profesor particular puede motivar al alumno. Al contar con un único alumno (o bien 3-4 como máximo) podrá dedicar tiempo a realizar diferentes ejercicios prácticos y potenciar que el alumno se sienta motivado con esas asignaturas.

Contar con un profesor particular si tu hijo no puede acudir a clase, le ayudará a sentirse motivado. Aparte de esto, va a despertar su curiosidad, haciendo que éste invierta más tiempo y esfuerzo en aprender.

Como ya hemos comentado, un profesor particular va a aportarle atención personalizada al alumno, valorando su esfuerzo y además completando las carencias formativas que representa el aula convencional donde se suele potenciar el resultado y no el desarrollo del mismo. Valorar el esfuerzo que un alumno invierte en conseguir un buen resultado, va a hacer que éste encuentre motivación a la que agarrarse para poder conseguir mejores resultados.

Los profesores particulares, trabajan día a día junto con el alumno, llegando a conocer si éste está teniendo un “mal día” o qué aspectos le cuentan más e incluso hasta dónde llega su zona de confort.

Razones por las que tu hijo necesita un profesor particular

Sin duda alguna, contar con un profesor particular para tu hijo, tiene múltiples ventajas, entre ellas:

  • Los profesores particulares son necesarios no sólo cuando un alumno está consiguiendo bajas calificaciones, sino también como motivación para el alumno, para guiarle y acompañarle durante su etapa formativa.
  • Ayuda a reforzar los conocimientos.
  • Adapta y enfoca la formación para captar el interés del alumno.
  • Complementa la formación oficial.
  • Potencia el desarrollo de una correcta actitud, para ayudarle a resolver diferentes situaciones y conflictos a los que esa persona deberá hacer frente en el futuro.
  • Contar con un profesor particular te ayudará a realizar hacer un seguimiento más personalizado de tu hijo.
  • Aportando información valiosa sobre su rendimiento.

Nuestros hijos dependen, sobre todo en su edad más temprana, de nosotros, lo cual supone una total responsabilidad que intentamos desempeñar de la mejor manera posible, protegiéndoles en todo momento y asegurándonos de dejar su futuro en manos de profesionales en la docencia que puedan facilitarles una enseñanza de calidad y labrarse un buen futuro.

DEJA UNA REPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre aquí